Pausa en proyecto minero de Grupo México, reducirá la violencia, asegura Perú


El cese temporal del proyecto minero “Tía María”, en el sur del Perú, servirá para desarrollar un consenso sin violencia, dijo hoy el ministro del Ambiente, Manuel Pulgar Vidal. "Tenemos una oportunidad de 60 días de plazo razonable para afinar un diálogo técnico e incluso político, que nos impulse a generar bases de entendimiento", dijo Pulgar Vidal en la radio RPP.

En la víspera, la empresa Southern Perú Cooper Corporation, del Grupo México S.A.B., anunció la pausa del proyecto cuprífero en el departamento sureño de Arequipa, tras casi dos meses de protestas que han dejado siete muertos y más de 120 heridos.

La medida se realizó como respuesta al presidente Ollanta Humala, quien hizo un llamado en un mensaje a la empresa para que contribuyera en la solución del conflicto y emita un comunicado.

Además, descartó la suspensión del proyecto porque, según él, sería una "decisión unilateral que tendría consecuencias nefastas en el ámbito jurídico y económico".

Pulgar Vidal dijo que el discurso presidencial "tiene una visión de desarrollo porque el conflicto no es solo Tía María, sino la visión de crecimiento y el rol de las minas en el país". Sin embargo, la oposición considera que Humala no asumió responsabilidades.

La ministra de Minas, Rosa María Ortiz, por su parte, afirmó que probablemente hubo "errores de parte de la empresa y del Estado para socializar el proyecto entre los pobladores de la zona". La protesta se originó hace casi dos meses en la provincia de Islay y ante los fuertes sucesos de violencia, todo Arequipa, de cerca de 1.4 millones de habitantes, se unió desde el martes en una huelga que duró tres días.

Los islaínos, en su mayoría agricultores, rechazan el proyecto porque consideran que contaminará el agua y los cultivos. La empresa cuenta con un estudio de impacto ambiental y asegura tener todas las garantías, sin embargo, los opositores lo rechazan.

A fin de detener el conflicto, los alcaldes de Arequipa se reunieron el viernes y acordaron enviar un intermediario a Lima para iniciar el diálogo con el gobierno, de modo de llegar a una aceptación de ambas partes. Tía María contempla una inversión de 1.4 millones de dólares y estima producir unas 120 mil toneladas métricas anuales de cátodos de cobre a partir del inicio de sus operaciones

Fuente: La Jornada






Lo más visto...

tiempoyforma