Nursery, for the prince


En este proyecto hicimos una recámara para un bebé inspirada en "El principito". Un dormitorio para un bebé tiene que ser un espacio muy acogedor que refleje armonía, serenidad y que sea cómodo tanto para la mamá como para el bebé, por este motivo creemos que es un acierto utilizar tonos naturales en su decoración. En esta habitación, además utilizamos detalles decorativos como el candelabro, las lámparas arbotante, el canope que cubre la cuna y acentos en color azul rey para elementos como cojines, la galería y la mecedora para lograr el look elegante de principito que estábamos buscando.


Autor: Karen Kresch / Isabela Moreno

Somos un despacho de Arquitectura de interiores nuevo, joven y emprendedor. Somos dos mujeres que estudiamos juntas la carrera de la Universidad CENTRO, y desd...






Lo más visto...

tiempoyforma