Muy caro le costó al PRI-Gobierno solapar rateros


 

Por: Abraham Mohamed

mohacan@prodigy.net.mx

 

 

Estoy seguro que el PRI-Gobierno no estaría rumiando la humillante derrota del 5 de Junio que le asestó el PAN, si hubiera hecho lo siguiente:

1º.- Mover a las instancias correspondientes para que procedieran -y deben proceder- legalmente contra gobernadores y funcionarios de cualquier nivel que están acusados de corrupción, peculado, enriquecimiento ilícito y formar parte de la delincuencia organizada. La gente los quiere ver depuestos de sus cargos, en prisión y obligados a regresar lo robado de los recursos públicos, decomisarles lo obtenido ilícitamente y también ser castigados por los demás delitos que se les descubran.

2º.- Los del PRI debieron haber atendido y aprobado en tiempo y forma, en vez de despreciar, la bien fincada Iniciativa de Ley conocida como Ley 3de3 dentro del Sistema Nacional Anticorrupción que la Sociedad Civil, con 630 mil firmas, llevó al Senado con lo que se obligaría a los aspirantes a cargos públicos a presentar su Declaración Patrimonial, de Impuestos y de Intereses para hacerlas del dominio público en franca transparencia.

Fue muy malo para el PRI y para su aliado el PVEM  haberse negado y luego marrulleramente argüir que “era muy riesgoso hacerlo para su seguridad y la de sus familias” y que de aprobarse lo mejor sería que se quedara como “opcional”, es decir, a criterio de los aspirantes. Eso evidenció la criticable postura de solapar la corrupción e impunidad en vez de impulsar la transparencia en las acciones políticas, de gobierno y administración pública.

Por esto la Coparmex hasta amenazó en una reunión en Baja California, al gobierno de Peña Nieto con denunciar esta criticable postura ante la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE). Pero aún hay más: el pasado jueves 9 de este mes,  Alejandro Ramírez Magaña presidente del Consejo Mexicano de Negocios integrado por los 50 empresarios más poderosos del país quienes generan el 15% del Producto Interno Bruto (PIB) le dijo al Presidente Peña Nieto, que “es buen momento para marcar un alto a la impunidad que se ha convertido en uno de los principales malestares sociales y que el Sistema Nacional Anticorrupción que debe aprobar de inmediato el Congreso y el gobierno federal garantizar su implementación, es el primer paso para incorporar mecanismos innovadores –como la Ley 3de3- para detectar deshonestidad y además dotar de facultades e independencia a su Fiscal Anticorrupción”.

Le voy a decir a usted que ante esto, el Presidente Peña Nieto tras rechazar ser omiso e insensible a los actos de corrupción que tanto dañan al país, planteó que para combatirla debe ser en forma conjunta entre Gobierno, las instituciones que se están creando para eso, y la Sociedad, porque dijo estar seguro que solo así se podrá abatir el lastre social que es la corrupción.

Pero….sobre la Ley 3 de 3 no hizo el menor comentario…..al menos en público, ignorándose hasta ahora lo que hayan acordado o convenido en la acostumbrada plática privada  que sostiene el Presidente con los mega empresarios mexicanos después del agendado convivio anual. No hay que olvidar que los barones del dinero son una auténtica fuerza que forma parte del Estado Mexicano de facto.

3º.- El PRI recibió el voto de castigo ciudadano perdiendo las gubernaturas de Veracruz, Tamaulipas, Durango, Chihuahua, Quintana Roo y Aguascalientes, por tolerar a gobernadores apáticos, importamadristas, nefastos, repudiados por la agobiada población carente de servicios públicos, de obras sociales, sin empleos, sin asistencia médica, en manos de la feroz delincuencia en contubernio con las policías locales, y todo por la maldita corrupción. Esos Estados están en bancarrota con deudas que suman en conjunto más de 200 mil millones de pesos. Tan solo Veracruz su desfalco supera los $45 mil millones.

4º.- Si el PRI no actúa para las elecciones del próximo 4 de Junio del 2017 en que también se renovarán gubernaturas en el Edomex, Nayarit y Coahuila, el PAN con el PRD le pueden repetir la dosis. En esos tres Estados el PRI es gobierno y el coahuilense Rubén Moreira cubrió con el manto de la impunidad a su hermano Humberto; sí, Humberto es aquel que también fue gobernador de Coahuila y ¡líder nacional del PRI que le levantó la mano como candidato presidencial a Peña Nieto! La corrupción y el desgobierno en ese Estado son insoportables, al extremo de que están presos en Estados Unidos funcionarios de los Moreira porque les descubrieron allá millonarios depósitos de dinero cuyo origen lícito no supieron explicar, pero que se sabe son de los recursos públicos del gobierno de Coahuila. 

Por su parte, el nayarita Roberto Sandoval Castañeda como que más o menos ha hecho un trabajo regular y, según encuestas locales que se han realizado, tiene cierta aprobación popular que puede hacer que el PRI mantenga la gubernatura.

En lo referente al mexiquense Eruviel Avila, el colmo sería que el PRI perdiera la gubernatura ante la alianza PAN-PRD siendo la tierra natal del Presidente Peña Nieto. Eso sería el derrumbe del grupo Atlacomulco que ha mantenido el poder en el Estado por casi cien años.

Sin embargo, debe tomarse en cuenta que como hay encabronamiento nacional por la situación de inseguridad, corrupción y pobreza, la gente puede seguir emitiendo su voto de castigo contra todos los candidatos del PRI al que acusan de las terribles crisis que se padecen.

Para que el tricolor recupere la simpatía, la confianza y el voto ciudadano, el gobierno de Peña Nieto lo tiene que apuntalar haciendo que se proceda cuando menos contra dos gobernadores suyos a quienes formalmente se acusa, con pruebas documentadas, de corrupción y otros delitos. Ellos son los dos Duarte, -Javier el de Veracruz y César el de Chihuahua-. Otro que debe ser encarcelado y obligado a regresar lo robado, es el ex gobernador de Sonora, el panista Guillermo Padrés.

Solo así, el PRI y el gobierno de Peña Nieto podrán enfrentar la ola azul panista que como tsunami arrasó en éstas recientes elecciones, porque de no hacerlo, los panistas podrán ganar cuando menos otra gubernatura –Coahuila- el año próximo y más Ayuntamientos y Diputaciones locales para acrecentar y fortalecer su estructura en los Estados lo que les daría más posibilidades de recuperar la Presidencia de la República en el 2018.

Pero también hay que esperar si los Gobernadores, Alcaldes y Diputados de los Congresos locales triunfadores del PAN cumplen o no con la Ley 3 de 3 presentando sus declaraciones patrimoniales, de impuestos y de interés, para que se hagan del dominio público, dejando a un lado el choro priista de que “es muy riesgoso para su seguridad porque los mañosos los pueden extorsionar o secuestrar a ellos o a sus familias”……(Si chucha…..jajajaja)

Deben estar conscientes los panistas que si no lo hacen, el mismo pueblo que votó por ellos, los repudiará también de inmediato y no habrá gobernabilidad en sus Estados y municipios.

La gente espera que cumplan lo que les dijeron y como el hartazgo está cañón, no está dispuesta a soportar más a gobernantes y políticos mentirosos y rateros.

Creo que la democracia avanzó bastante este 5 de Junio….los mexicanos ya se dieron cuenta que el voto es la mejor arma para acabar con los mañosos enquistados en las esferas del poder político. El músculo del voto duro de los ciudadanos ya los sacó del poder.

Así hay que seguir….para verdaderamente Mover a México.

Foto: wikipedia.org

 

 

     

                                                              

 

 

 

 


Autor: Abraham Mohamed Zamilpa

58 años en el periodismo que inició en su natal Tamaulipas. Reportero, columnista y director de periódicos en Reynosa, Nuevo Laredo y Tampico. Llegó e...






Lo más visto...

tiempoyforma