México, líder regional en mercado de belleza y lujo


Una sonrisa se extiende por el rostro de Maritza Barquet, mientras huele una tarjeta de prueba de un perfume en la tienda departamental de lujo El Palacio de Hierro, en el DF.

 

“He visto esta fragancia en las revistas”, dice la oculista de 56 años, mientras saca una tarjeta de crédito de su bolso. “No le puedes poner precio a este nivel de calidad”.

 

El mercado de belleza de México es sin duda uno de los más atractivos en América Latina, con una economía grande y abierta que atrae a algunas de las marcas de belleza más importantes del mundo y los bolsillos de la riqueza urbana impulsan la demanda.

 

Javier San Juan, director ejecutivo de L’Oréal México, dice que las ventas de los productos de belleza en el país aumentaron entre 3.4 y 3.8 por ciento en el primer semestre de 2015. Dice, L’Oréal creció 1.5 veces por encima del promedio del mercado.

 

Es un año muy bueno (para nosotros)”, agrega San Juan, con una sonrisa.

 

El sector de belleza se encuentra entre las cinco principales categorías que lideran el mercado de alto crecimiento de los bienes de lujo, que subió 11 por ciento el año pasado, para llegar a 14 mil millones de dólares (mdd), con lo que superó a Brasil.

 

Euromonitor International, la firma de inteligencia de mercado con sede en Londres, predice que México estará entre los primeros 10 mercados de crecimiento para bienes de lujo, con un aumento en las ventas de 34 por ciento en 2019.

 

Los centros comerciales, como El Palacio de Hierro, el tercer grupo en su categoría más grande de México en términos de ventas, también se expanden de forma constante. Éste ahora gasta 300 millones de dólares en la renovación de su tienda departamental insignia, en Polanco, en la Ciudad de México, para triplicar el piso de ventas de 60 mil metros cuadrados para noviembre.

 

El mercado mexicano de lujo se volvió mucho más sofisticado”, dice Abelardo Marcondes, fundador de Luxury Lab, una agencia de comunicación enfocada en América Latina.

 

Productos de belleza, vestuario, licores y accesorios de moda, son los principales artículos que adquieren los consumidores, que al mismo tiempo buscan status y bienestar”, destacó Marcondes en entrevista con Notimex.

 

 

 

Agrega: “Lo puedes ver por el aumento en el número de centros comerciales y el hecho de que los mexicanos ricos ahora gastan su dinero aquí, cuando antes tenían que viajar a Estados Unidos”.

 

Sin embargo, el desarrollo del mercado de belleza en México es desigual.

 

Solo 53 por ciento de los mexicanos tiene acceso al “comercio moderno”, incluidos supermercados y tiendas departamentales. El restante 47 por ciento en su mayoría compra en los aproximadamente 800 mil changarros o pequeñas tiendas.

 

Alrededor de 46 por ciento de los mexicanos vive en pobreza y la crisis económica puede llevar a que este grupo gaste menos, especialmente porque la fuerte depreciación del peso amenaza con elevar el precio de los productos de consumo.

 

Foto: Loto cosmeticos

Con información de Notimex/ Milenio.






Lo más visto...

tiempoyforma