Medio millón de personas rockeó con The Rolling Stones en Cuba


Este viernes, la mítica banda británica The Rolling Stones logró su cometido e hizo historia con un megaconcierto gratuito en La Habana, Cuba, con el que medio millón de personas pudo asistir y ser testigo del cierre con broche de oro de la gira latinoamericana "Olé".
 
 
El eléctrico Mick Jagger, con saco negro bordado en rojo y plateado, camisa roja satinada y pantalón negro, subió a un escenario fabricado al aire libre para la ocasión en la Ciudad Deportiva ante medio millón de personas que esperaron por horas para lograr los primeros lugares, ver a sus ídolos y realizar con ellos un ritual de clásicos del rock.
 
 
Hola Habana, buenas noches mi gente de Cuba", lanzó Jagger en perfecto y modulado español ante un público que lo vitoreaba a poco de empezar el concierto que arrancó con el clásico "Jumpin' Jack Flash".
 
 
Entre los espectadores no faltaron los carteles con mensajes como "We Love Stones" o banderas de países que se declaraban "República Stones", ni las personas vestidas con camisetas que lucían el popular logo de la banda de la boca con la lengua afuera.
 
Las luces, con fuertes tonos rojos y azules, le pusieron color al ambiente de un sonido impecable. Tres pantallas gigantes en la parte delantera y superior del escenario multiplicaban hasta la enormidad la labor del guitarrista Keith Richards y el carismático baterista Charlie Watts.
 
 
 
También llegaron al lugar muchos turistas que aprovecharon la ocasión para viajar a Cuba y ver a sus ídolos del rock. Ken Smith, un marinero retirado de 59 años, y Paul Herold, de 65, navegaron a La Habana desde Key West, Florida, en el yate de este último y cuatro amigos mexicanos se aparecieron por las inmediaciones de la Ciudad Deportiva con una bandera de su país. "Parece que estos son tiempos de cambios en Cuba. Primero estuvo Obama, ahora los Rolling Stones. 
 
 
El concierto también hizo comulgar a varias generaciones de cubanos, desde gente muy joven a personas que jamás imaginaron un momento así. Otras personas trajeron a sus hijos adolescentes y saltaban mientras coreaban las canciones con emoción y lágrimas en los ojos. Hubo globos, fotos con los celulares y no faltaron caras pintadas con la alegórica lengua del logo.
 
 
Es muy importante. Un concierto de estas características nunca se ha visto en Cuba", explicó el musicólogo Joaquín Borges. "Va a significar un puente para que otras agrupaciones de este rango vengan a hacer sus presentaciones.
 
 
 
Los Rolling concluyeron en La Habana su gira latinoamericana llamada "Olé" y vienen de realizar masivas presentaciones en Brasil, México, Argentina y Chile.
 
 
 
Con información de AP 
Foto: concierto.cl





Lo más visto...

tiempoyforma