Más violencia si no hay acción contra corruptos


Por: Abraham Mohamed

mohacan@prodigy.net.mx

 

Lo peor para el gobierno de Peña Nieto será que todo el tinglado que se ha armado con el Sistema Nacional Anticorrupción, quede en pura faramalla y que, por lo mismo, no se proceda contra nadie de los principales gobernantes, funcionarios y particulares que siguen siendo acusados con más y más pruebas de haberse enriquecido saqueando los fondos y recursos públicos.

Podrán haberse promulgado –como ya se hizo- siete Leyes dentro del SNA para “fortalecer el combate contra la corrupción y la impunidad, pero si no hay voluntad política y si “los que verdaderamente mandan en el país” que son los cúpulos que componen el Estado de Facto no les ponen tache para que se encarcele y se obligue a devolver lo robado a los mal llamados “servidores públicos”, eso lo harán los nuevos gobernadores de la oposición inmediatamente que asuman el poder con lo que la Administración priista de Peña Nieto entrará en franca barrena por el descrédito, picada de la que no podrá salir para triunfar en las elecciones del próximo año 2017  en el Edomex, Nayarit y Coahuila, y menos en las federales (con la presidencial obviamente) en el 2018.

Y eso ocurrirá, porque la ciudadanía que está hasta la madre de tantos agravios y mentiras, les repetirá a los candidatos del PRI el voto de castigo como ya lo hizo en los pasados comicios de este año, con lo que el tricolor perdió 7 de las 12 gubernaturas en disputa.

Pero todavía más, aunque es difícil aceptarlo, parece ser que la soberbia tiene obnubilados a todos los que componen la máxima esfera de poder nacional, pues si no fuera así, se darían dan cuenta que el malhumor de los mexicanos que ya se manifestó en las urnas, se desborda con pavorosa violencia rebasando los bloqueos de vialidades o aeropuertos y vandalismo en oficinas públicas, porque ahora el iracundo pueblo ejecuta a Presidentes Municipales convencidos de que son corruptos.

Y esto, se advierte que puede subir de nivel, o sea que grupos extremistas también decidan atacar a alguno de los deshonestos ex gobernadores o gobernador saliente porque ven que por la misma corrupción no hay castigo legal contra ellos a pesar de haber pruebas suficientes de que desviaron o se robaron el dinero que debieran haber invertido en obras de beneficio social. Pero además les tienen coraje porque han sido víctimas de los abusos de autoridad que de todo tipo cometieron ellos y sus funcionarios cómplices, contra la comunidad, en vez de defenderla y protegerla.

Enrique Ochoa Reza, el nuevo líder nacional del PRI en orquestadas gestiones mediáticas, se reunió con los dirigentes de sus fracciones en el Congreso de la Unión “para que presionen a la Suprema Corte a que emita pronto su fallo sobre los reclamos de inconstitucionalidad que el Partido presentó contra los Duarte –Javier y César- que estén por entregar el gobierno de Veracruz y Chihuahua respectivamente, igual que Roberto Borge de Quintana Roo. Ellos hicieron que sus Congresos estatales aprobasen su propio Sistema Anticorrupción, obviamente a modo para blindarse de cualquier acción penal en su contra.

Le adelanto que de hecho los gobernadores “vivales” ya recularon, -es decir- retiraron su “estrategia de blindaje” por lo que dicha actuación para muchos fue una farsa del dirigente PRI en la que lo secundó el líder senatorial Emilio Gamboa.

Y apenas hoy 26 de Julio, Ochoa Reza envuelto en las banderas del tricolor llegó a la Secretaría de Gobernación para “planear nueva estrategia” con Miguel Angel Osorio Chong “porque la idea es de construir reuniones críticas, autocríticas y propositivas entre miembros del gobierno y el Partido”.

Con relación a las denuncias por corrupción y desvíos de fondos públicos contra los tres gobernadores citados, el líder del PRI reveló al término de su reunión con Osorio Chong, que “el procedimiento para darle seguimiento a estos casos, está en nuestros Documentos Básicos y que elemento fundamental es la aportación de pruebas para que los procedimientos avancen. Fernando Elías Calles de la Comisión de Justicia Partidaria tan pronto haya algo nuevo, de inmediato lo difundirá en los medios para mantener informada a la ciudadanía”.

Lo que finalmente Enrique Ochoa Reza dijo sobre la celeridad que debe tener al interior del Partido la investigación de las denuncias contra priistas corruptos para que se proceda contra ellos, fue lo siguiente:

_“En mi discurso de toma de protesta como presidente nacional del PRI propuse crear un grupo de trabajo que analice las mejores prácticas internacionales en Partidos en otros países, que han establecido algún organismo anticorrupción y anti-impunidad.

_En ese sentido reportaremos a los medios de comunicación –oportunamente- cuando hayamos diseñado la institución al interior del Partido para precisamente establecer un compromiso de al menos dos causas con la ciudadanía.

_Por un lado, darle seguimiento de manera puntual a los resultados de los gobiernos priistas y también –en los casos donde se de corrupción- en Estados gobernados por Partidos distintos al nuestro.

_También estaremos promoviendo las mejores prácticas para prevenir que sean candidatos del PRI cualquier persona que tenga algún antecedente de corrupción o algún señalamiento.

_En ese sentido, seguiremos trabajando internamente para fortalecer nuestras instituciones al interior del Partido para combatir la corrupción y la impunidad”.

Para terminar: creo que el PRI Gobierno tiene el tiempo en contra y por lo mismo debe sentirse ya la mano firme de la justicia contra los ladrones de los fondos y recursos públicos, sean quienes sean y en el nivel en que se encuentren para evitar las perjudiciales sospechas de complicidad, con sus desastrosas consecuencias.

Eso esperamos y demandamos los mexicanos.


Autor: Abraham Mohamed Zamilpa

58 años en el periodismo que inició en su natal Tamaulipas. Reportero, columnista y director de periódicos en Reynosa, Nuevo Laredo y Tampico. Llegó e...






Lo más visto...

tiempoyforma