La Revolución de los Sismos


Por el fin de la Partidocracia y el Inicio del Capitalismo

 

Por: Abraham Mohamed

mohacan@prodigy.net.mx

 

Los terremotos del 7 y 19-S no solo causaron grave tragedia en el país con cientos de víctimas, miles de damnificados y graves daños materiales imposible de cuantificarse en Chiapas, Oaxaca, Tabasco, Puebla, Edomex, Morelos, Guerrero, Tlaxcala y en la CDMX, sino que también sacudieron a los mexicanos para unirnos todos, solidarios ante la desgracia, generando lo que bien puede llamarse la “Revolución de los Sismos” al rebasar, por mucho, a las autoridades en las tareas de rescate y ayuda.

Y algo fantástico fue ver cómo los “Millenians” jóvenes nacidos en los años 80, pertenecientes a todas las clases sociales, revueltos los ricos con los pobres y los mal llamados “ninis”, con mujeres y hombres mayores, desbordaron toda su energía salvando vidas al rescatar gente que se había quedado atrapada bajo los escombros.

Mención especial merecen nuestras Fuerzas Armadas –Soldados y Marinos- que supieron coordinar y sumar a su valioso apoyo, el esfuerzo de todos los voluntarios civiles y los grupos de rescate extranjeros que llegaron a prestar auxilio.

A todos ellos, el Presidente Peña Nieto ya les manifestó su gratitud y yo en lo personal, me enorgullezco de ser mexicano por la demostración que hemos dado al mundo del amor a nuestra Patria y de que México somos Todos.

Y hay algo derivado de todo esto, muy importante, que es como la siguiente fase de la “Revolución de los Sismos”.

Se trata de ¿cómo le vamos a hacer para evitar que las fabulosas cantidades de dinero que se requieren para recuperarnos del desastre sean robadas por los perversos que están enquistados en las esferas del poder político y cuya corrupción se cobija con la impunidad manifiesta?

Le diré que la presión social, derivada de nuestra unidad, ya les quitó a los Partidos el suculento pastel de la billetiza obligando a los nefastos dirigentes partidistas a aceptar que se reintegren a la Tesorería de la Nación los 12 mil millones de pesos que de nuestros impuestos iban a recibir para dizque hacer campaña en el próximo proceso electoral del 2018 y que ese dinero se aplique en las tareas de reconstrucción y de apoyo a los damnificados lo cual urge. Pero además también se les obligó a “donar” (así dicen) -já já já- para lo mismo, el resto de sus prerrogativas que para éste 2017 sumaron 4 mil 138 millones de pesos.

Así que el PRI “donará” -otra vez já já já- los 258 millones 617 mil 031 pesos que le restan de los $1,034 millones de su prerrogativa anual y que corresponden a los meses de Octubre, Noviembre y Diciembre. Entiendo que lo  mismo hará el PAN con lo que le queda de los 791 millones del  subsidio público; igual hará el PRD con su resto de los $477 millones y Morena entregará el resto de los $400 millones que se le asignaron.

Y sigo:

Apuradamente las dirigencias partidistas “no ven cómo hacerle” para que los ciudadanos no los aborrezcan tanto, lo cual yo veo muy difícil que ocurra en mucho tiempo.

Si de por sí se decía que “un político es igual a ratero”, ahora con el evidente “importamadrismo” que demostraron al no presentarse ninguno de ellos en las tareas de rescate, a aquel concepto ya se le añadió otro calificativo todavía más fuerte, que usted por supuesto, tal vez ya conoce.

Ante tal desprestigio de la clase política, y por la desconfianza y desprecio que a la inmensa mayoría le tiene la ciudadanía, se me hace que si la unidad nacional no solo se mantenga, sino que se fortalezca con la decidida participación de los “millenians” que ya descubrieron, y se les reconoce de lo que son capaces, esta Revolución de los Sismos puede hacer que sea el fin de la corrupta Partidocracia, que cambie el pervertido Sistema Político que por 88 años ha mantenido regímenes oligárquicos y que el infortunio de la tragedia sea el detonante para que México entre a una Nueva Era de desarrollo político, social y económico que todos deseamos para mejorar nuestra calidad de vida.

Y ante el mundo globalizado, donde el capitalismo es el que reina, nosotros no podemos quedarnos atrás, ni menos afuera.

Tenemos que capitalizarnos y si para eso la política tiene que privatizarse, pues no hay de otra más que hacerlo si queremos salir de la ruina en que estamos.

Ya hay una fuerte corriente nacionalista del sector empresarial que está en eso.

Inclusive hasta tienen un presunto candidato presidencial, aguerrido, intenso, un luchador social que por su activismo contra la corrupción y la impunidad por más de 20 años, ha tenido que enfrentar varias veces y en distintas formas, las represalias gubernamentales.

Se trata de Claudio X. González Guajardo, de 54 años, hijo de Claudio X. González Laporte, respetado empresario mexicano que presidió por más de 40 años  Kimberly Clark de México, empresa que produce artículos de papel de uso personal y doméstico la cual le ha permitido crear una fortuna que supera los 3 mil millones de dólares.

Y como antecedente le diré que ambos, padre e hijo, han estado cercanos al PRI.

Por esa relación en las altas esferas, Claudio hijo estuvo trabajando por casi diez años en Presidencia de la República y en la Secretarías de Agricultura y Trabajo. Participó en las negociaciones del TLC y operó también con los panistas Fox y Calderón.

Sin embargo, en su lucha contra la corrupción e impunidad, eso no ha sido objeción para realizar investigaciones y denuncias contra ellos, por corrupción, como es el caso de Odebrecht y ahora contra el Presidente Peña Nieto y más de 15 funcionarios de su gobierno.

Por eso mismo, las represalias contra Claudio son tremendas. Tan solo en un día fueron ordenadas nueve auditorías fiscales a sus organizaciones y trataron de intervenir sus teléfonos con el malware de espionaje llamado Pegasus, lo cual afortunadamente para él descubrió a tiempo.

El es co fundador de varias Organizaciones no Gubernamentales –ONGs- que buscan combatir la corrupción, mejorar la educación e impulsar el desarrollo tecnológico en el país, como son Fundación Televisa, Mexicanos Primero, Aprender Primero, Bécalos, Unión de Empresarios para la Tecnología en la Educación (UNETE) y la más reciente, Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad que tanto le molesta al Presidente Peña Nieto, tanto así, que en una reunión con empresarios el 11 de Mayo en Los Pinos, le dijo al papá de Claudio: “Tu hijo debería de dejar de ser tan crítico del gobierno. La sociedad civil no debe pasar tanto tiempo hablando de corrupción”.

Y ante el azoro de todos los presentes, don Claudio le respondió seco al Presidente: “Estoy orgulloso de mi hijo y del trabajo que está haciendo”.

Semejante hecho trascendió públicamente porque lo difundió el New York Times el 30 de Agosto y de inmediato el Presidente Peña lo desmintió en una entrevista con Denisse Maerker diciendo: “Les dije, a ver: no sean tímidos en defender las buenas cosas que hemos logrado. Si son ustedes capaces de reconocer frente al Presidente de la República los avances y logros que está teniendo nuestro país, hablemos más de lo bueno y ocupémonos de los rezagos que tenemos. Uno de ellos es el tema de la corrupción. A nadie en particular ni queja, ni denuncia, ni absolutamente nada. Fue hablar de estos temas en un ambiente bastante casual”.

Le quiero decir que gracias a la labor de investigación y denuncias formales que las diversas ONGs de Claudio X. González Guajardo han hecho, Elba Esther Gordillo está en prisión.

Afloró el Caso Odebrecht exhibiendo la corrupción de altos funcionarios de Pemex empezando por su ex director Emilio Lozoya.

También se descubrieron las cuantiosas raterías de funcionarios del gobierno de Veracruz encabezados por Javier Duarte de Ochoa que están en prisión.

Se destaparon las transas en licitaciones de CAPUFE para mantenimiento de autopistas y carreteras y actualmente, Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad en la que también participa el actor Diego Luna, apoya la propuesta del colectivo “Por una Fiscalía que Sirva” que pugna por la creación de una Fiscalía General de la República que sea autónoma y eficaz.

Yo creo que si Claudio X. González logra ser registrado como candidato independiente para la Presidencia de la República, respaldado por las poderosas fuerzas económicas del país, será un fuerte adversario para quienes sean postulados por los desprestigiados y decadentes Partidos, llámense José Antonio Meade del PRI, Verde y Panal;  o Mancera, Anaya, Moreno Valle, etc. del Frente integrado por el PAN, PRD y MC) y por supuesto, “El Peje” López Obrador  de Morena, aparte de los otros independientes que se sumen.

Por eso creo que los de la Partidocracia tiemblan.

El sistema político nacional puede cambiar y la Nueva Era con el Capitalismo puede llegar a México con la Revolución de los Sismos.

Solo falta confirmar tras las evaluaciones y análisis que se hacen, si puede o no cumplirse en tiempo y forma con todos los requisitos para hacer este proyecto realidad.

Así que…..esperemos.  

 

 

 


Autor: Abraham Mohamed Zamilpa

58 años en el periodismo que inició en su natal Tamaulipas. Reportero, columnista y director de periódicos en Reynosa, Nuevo Laredo y Tampico. Llegó e...





También te puede interesar...


tiempoyforma