Jóvenes de México y EU desarrollan equipos para ayudar a pacientes con parálisis cerebral


La parálisis cerebral es una enfermedad que afecta a más de 500 mil personas en México de las cuales muchos son niños, por lo que un grupo de voluntarios integrado por connacionales y jóvenes estadunidenses está usando la tecnología para desarrollar equipos como sillas de ruedas especiales o chalecos que hagan su vida más fácil.

El encargado de este grupo es Javier Leal, cofundador de la organización sin fines de lucro “Más Libertad, Menos Barreras”, quien fue invitado a dar una clase de diseño para parálisis cerebral a jóvenes en el NuVu Studio en Cambrige, Estados Unidos. “Yo ya trabajaba este tema porque en la asociación, que tiene sólo voluntarios, queremos ayudar a las personas con este trastorno y a sus familias”, explicó en entrevista con Excélsior.

Y es que la parálisis cerebral, que es una lesión en el cerebro, impide que las personas realicen ciertos movimientos y disminuye capacidades como el lenguaje, la visión o la audición.

Por ello, los participantes enfocaron sus proyectos a los niños y adolescentes con parálisis usando software de Autodesk, Fusion 360, y hasta impresoras 3D para llevar los equipos a la realidad.

Javier Leal consideró que los proyectos pueden ayudar e invitó a los jóvenes estadunidenses a Monterrey, Nuevo León, para que con ayuda de diseñadores industriales del Tecnológico de Monterrey pulieran los equipos y fueran probados por los miembros del Instituto Nuevo Amanecer.

 

Los resultados

Al inicio, Leal los retó a desarrollar una silla de ruedas que pueda girar 360 grados, que se pueda mojar y que el asiento pueda subir y bajar para hacer más sencillos los traslados del paciente.

 

Metas

El reto se logró y se sumó un chaleco que también ayuda a cargar y trasladar al paciente. Si bien ya existe un producto de este tipo todos son de color naranja y llamativos, por lo que se enfocaron en crear un diseño estético, que pase desapercibido, pueda usarse todo el día y cuente con las agarraderas que sirven para cargar o ayudar a la persona con tareas tan sencillas como pararse.

El cofundador de “Más Libertad, Menos Barreras,” organismo que está en proceso de constituirse, detalló que también hicieron un chaleco educativo, el cual tiene elementos que ayuda al menor a vestirse, cómo abrochar un botón y, al mismo tiempo, trabajen el movimiento de manos.

El último proyecto fue una especie de brazo conectado a una mesa que tiene por objetivo ayudar a quien no puede controlar el movimiento de su extremidad al momento de escribir o dibujar.

 

El futuro

El cofundador de “Más Libertad, Menos Barreras” indicó que siguen en contacto con los desarrolladores de estos equipos y haciendo planes para comercializarlos a gran escala, por lo que están en la búsqueda de financiamiento.

 

Planes

Además, ya están analizando en qué otras áreas se puede aplicar la tecnología para apoyar a las personas que tienen este trastorno. Nos interesa investigar sobre los métodos de comunicación, porque muchas personas no pueden hablar. Queremos desarrollar nuevos mecanismos para que puedan hacerlo y que sean accesibles económicamente”, adelantó Javier Leal.

 

 

Con información de Excélsior.

Foto:






Lo más visto...

tiempoyforma