Están “fritos” los “independientes”


  • El triunfo de “El Bronco” fue circunstancial en Nuevo León

 

Por: Abraham Mohamed

 

El sistema político mexicano esencialmente no ha cambiado desde 1929 cuando empezó a operar tras surgir el Partido Nacional Revolucionario (PNR)  ideado por Plutarco Elías Calles.

Y no ha cambiado, porque tiene tan atinada actualización, que en las estructuras de las Instituciones nacionales siguen con las manos metidas los de la oligarquía de aquella época y que fueron quienes conformaron el Estado Mexicano de facto, es decir, los que realmente mandaban y siguen mandando aquí, obviamente con la aprobación del gobierno de Estados Unidos.

Ellos fueron y son los “cúpulos” de las fuerzas armadas, del sector privado, del clero, de la burocracia y del gobierno mismo de aquella época y a quienes se integraron en el régimen de Miguel de la Madrid, hace 30 años, los líderes de los medios masivos de comunicación y los capos del narco. (Estoy consciente que este último agregado -el del narco- levantará ámpula, pero es que en otra forma no se explica el enorme poder con que operan ciertos cárteles en el país).

El presidente de la República que también es el Jefe del Estado Mexicano, Jefe Supremo de las Fuerzas Armadas y Jefe de las Instituciones Nacionales, para poder gobernar, y bien, debe contar con el respaldo de aquellos que sin duda consensaron para apoyarlo y hacerlo su “jefe virtual”. También se dice que “la sociedad civil” debe sumar esfuerzos con el gobierno para mejorar las condiciones de vida de todos, pues de no ser así, superar las crisis nos llevará varias generaciones. El caso es que el apoyo de los mexicanos, después de la Revolución, siempre lo han tenido los gobiernos, pero la corrupción y la impunidad los ha podrido.

En fin:  este preámbulo consideré prudente hacerlo para poder entender hasta dónde el férreo sistema político que nos tiene sometidos, permitirá que surjan más “Broncos” con las “candidaturas independientes” para las próximas elecciones del 2016, 2017 y la presidencial del 2018.

Si Jaime Rodríguez Calderón el original “Bronco” logró ganar como “independiente” la gubernatura de Nuevo León, fue simple y sencillamente porque Rodrigo Medina hizo un pésimo gobierno, lleno de trapacerías y la gente lo repudia por lo mismo, y porque el  PRI se equivocó de candidato al postular a Ivonne Alvarez, una mujer sin presencia, sin vinculación firme con los exigentes y potentes sectores de decisión en el Estado. Esos magnates regios, no todos, que apoyaron al “Bronco”,  tienen el proyecto de llevar a la Presidencia de la República a “una gente de ellos” y ya no financiar ni apoyar al candidato de otros grupos, tal como lo hicieron con la gubernativa.

Habrá que esperar si la mayoría de los “cúpulos” de la IP nacional están de acuerdo o no con esto de los “insurrectos regios”, porque si no, está claro que se resquebrajaría el “Estado mexicano de facto”, por lo cual sí podría cambiar el sistema político, pero por la brusquedad, nos llevaría a una situación impredecible de inestabilidad nacional con todos los riesgos y perjuicios que esto causaría.

Por supuesto que en lo personal estoy de acuerdo en que el Sistema Político debe cambiar, pero insisto que no en forma abrupta, sino con acciones y tiempos medidos para evitar fracturas violentas en la estructura de las Instituciones.

Y creo que por ahí van las cosas.

Por lo pronto, todo indica que sí se van a permitir las candidaturas independientes en las elecciones del próximo año y en las del 2017. Tal vez también se permitirán en las Federales-Presidencial del 2018,  pero la prospectiva revela que los candidatos independientes que se postulen en las del 2016 y 2017 difícilmente van a ganar gubernaturas como lo logró “El Bronco” en Nuevo León. Eso se deberá a que las circunstancias y condiciones que prevalecen allá, son muy diferentes a las que existen en los Estados donde se renovarán los gobiernos locales el año entrante.

Vea usted: “El Bronco” tuvo a su favor el apoyo urbano de la ciudad capital que es Monterrey, calificada como Ciudad-Estado por el alto registro ciudadano en el Padrón Electoral, por el potencial económico de la gente que les permite tener equipos electrónicos para una ágil comunicación por las redes sociales y porque, aunque “El Bronco” lo niegue, también le inyectaron muy buen billete los magnates para hacerlo gobernador y, ahora lo que sigue, es “hacerlo Presidente”.

Yo no creo que en Tlaxcala, Aguascalientes, Zacatecas, Hidalgo, Oaxaca, Quintana Roo, se tenga el mismo potencial de electores y poder económico que hay en Nuevo León y mucho menos en sus capitales comparadas con Monterrey. Por eso veo muy difícil que ahí gane la gubernatura un “independiente”.

En Sinaloa, el mérito de Manuel Clouthier de haber ganado la diputación federal como candidato independiente lo proyecta como candidato natural para lanzarse por la gubernatura, igual, como independiente, pero tampoco creo que gane porque si logró ese triunfo fue por los votos en su Distrito y su Distrito no es todo el Estado. El PRI tiene a dos gallos por seleccionar para recuperar Sinaloa: los diputados David López y Enrique Jackson.

En Veracruz los Senadores priistas, Héctor Yunes Landa y José Yunes Zorrilla demandan se investigue por malos manejos de los recursos públicos al gobernador, también priista, Javier Duarte, que ha hecho crecer la deuda del Estado a 44 mil 470 millones. Aquí, por eso, el PRI pudiera tener dificultades para mantener la gubernatura, aunque sea en esta ocasión por dos años y la cual pretenden ambos Senadores, ya que también la busca el Diputado Federal Panista, Miguel Angel Yunes quien es acérrimo enemigo de Duarte. Es obvio que aquí un candidato independiente no tiene nada que hacer, aparte del ridículo.

En Tamaulipas, “los independientes” por la gubernatura, tampoco tienen nada que hacer pero por la fuerza del PRI aunque el PAN pueda postular al Alcalde de Nuevo Laredo, Carlos Enrique Canturosas o al Senador Francisco Javier Cabeza de Vaca.

En Chihuahua el PRI pudiera enfrentar problemas pero con el PAN pero no con ningún “independiente” y lo mismo en Durango y Quintana Roo.

En Puebla, el PAN mantiene firme el poder, mientras que para Oaxaca el PRI está por seleccionar al mejor candidato y para esa tarea tiene allá como su Delegado General al ex gobernador veracruzano Fidel Herrera Beltrán que ya dio muy buenos resultados en las pasadas elecciones por las diputaciones federales.

Ahora, después de leer esta objetiva información, -sin ninguna tendencia, eh- para concluir le pregunto: ¿usted está de acuerdo, o no, en que es muy difícil que en las próximas elecciones haya otro “Bronco” independiente que gane alguna gubernatura de las doce que se elegirán?

 

¿Y si futurizamos para la Presidencial del 2018?


Autor: Abraham Mohamed Zamilpa

58 años en el periodismo que inició en su natal Tamaulipas. Reportero, columnista y director de periódicos en Reynosa, Nuevo Laredo y Tampico. Llegó e...






Lo más visto...

tiempoyforma