Españoles conmemoran 13 años del 11-M


Trece años después de los atentados terroristas del 11 de marzo de 2004 en España, han recordado este domingo a los 193 asesinados por una célula yihadista que colocó once bombas en cuatro trenes de Madrid.

"El 11-M será siempre una fecha triste para los españoles. En el Día Europeo de las Víctimas del Terrorismo, mi recuerdo a su memoria. No os olvidamos", fue el mensaje en Twitter del presidente, Mariano Rajoy.

Asociaciones de víctimas, instituciones y ciudadanos recordaron este sábado, en que se conmemora también el Día Europeo de las Víctimas del Terrorismo, a los muertos y heridos de estos atentados en una jornada que comenzó con un tañido de campanas en las iglesias de Madrid.

El primer acto oficial se celebró en la Puerta del Sol, donde hay una placa que homenajea a los fallecidos, los heridos y a quienes les socorrieron aquel día. Además, hubo otros homenajes convocados por distintas organizaciones de víctimas, que a lo largo de estos años han mantenido discrepancias sobre varios aspectos que van desde la investigación hasta la autoría o la repercusión política de los atentados.

El primer escenario fue el monumento a las víctimas que hay en la estación de Atocha, donde explotó uno de los trenes, tampoco faltó el homenaje en el Bosque del Recuerdo del madrileño parque de El Retiro donde están plantados 191 cipreses y olivos que representan las vidas de las víctimas de los atentados.

Sin referirse directamente a esos informes, en el homenaje de Atocha el presidente de la Asociación 11M Víctimas del Terrorismo, Elogio Paz, exigió también que se construya "el verdadero relato" de lo que pasó para que las víctimas sepan la verdad y se dejen atrás "las falacias que afloraron un día después del atentado".

Tras los atentados, ocurridos tres días antes de las elecciones generales del 14 de marzo de 2004, se produjo en España una gran polémica, cuando el Gobierno de José María Aznar (PP, centroderecha) atribuyó inicialmente su autoría a la banda terrorista ETA, mientras que investigaciones policiales apuntaban a los yihadistas.

En total 193 personas de 17 nacionalidades distintas -la española la más numerosa (143 víctimas)- perdieron la vida en los atentados perpetrados por Al Qaeda, la última de ellas en 2014, tras permanecer en coma diez años, además de que hubo mil 755 heridos.

A las 192 víctimas del 11 de marzo se sumó un policía que murió semanas después por las heridas sufridas cuando siete miembros del comando islamista autor de la masacre se suicidaron utilizando explosivos, mientras estaban rodeados por la Policía.

Por estos atentados, 18 personas fueron condenadas a penas de entre 3 y 42 años de prisión y algunos de ellos ya han salido de prisión al cumplir sus condenas.

Los atentados de Madrid supusieron un antes y un después en la lucha contra el terrorismo yihadista en España, con una mejora de los servicios de información y más coordinación entre los distintos cuerpos de seguridad. Desde entonces, 688 personas han sido detenidas en España relacionadas con el terrorismo yihadista, aunque su perfil ha cambiado con el tiempo, con un mayor porcentaje de nacidos en España en los últimos años, sobre todo en Ceuta y Melilla, ciudades españolas del norte de África, fronterizas con Marruecos.



Con información de EFE 
Foto: RTVE.es






Lo más visto...

tiempoyforma