¿Es seguro o no usar botox?


De acuerdo a la opinión de la dermatóloga Alina Bridges, la toxina botulínica, conocida como botox, es segura para utilizarse de manera prolongada y también se puede suspender en cualquier momento, sin que la piel luzca peor que antes de usarla.

La experta del Instituto Mayo Clinic, destacó que todos los tipos de inyecciones de botox autorizados por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos para las arrugas de la frente son para las personas de hasta 65 años, después de esa edad, la eficacia del medicamento puede no ser igual que en las personas más jóvenes.

Explicó que este tipo de inyecciones buscan paralizar de manera temporal la actividad de los músculos, de esta forma reducen la apariencia de las arrugas faciales, aunque también se usan en el tratamiento de otras enfermedades como los espasmos repetidos del cuello, la hinchazón excesiva, la vejiga hiperactiva y el ojo perezoso.

En un comunicado del Instituto, la doctora añadió que estas inyecciones pueden ayudar a prevenir las migrañas crónicas pues bloquean ciertas señales químicas de los nervios, que en su mayoría son las que hacen contraer a los músculos.

Resaltó que en algunos estudios se revela que las personas que más se benefician con las inyecciones son quienes tienen hasta 65 años de edad; sin embargo, eso no significa que las personas mayores de dicha edad no puedan o no deban usar la toxina botulínica.

La dermatóloga puntualizó que si una persona decide dejar de usar la toxina botulínica, las arrugas de la frente volverán a lucir igual que antes de que empezara con las inyecciones, su cara no se arrugará más y cuando suspenda el tratamiento, los músculos recuperarán la fuerza y el movimiento normales.



Con información de Notimex

Foto: Clarin.com





También te puede interesar...


Lo más visto...

tiempoyforma