Equipo de perfil bajo en la Copa Davis


Ante la más que probable renuncia de los pesos pesados del tenis español a disputar la eliminatoria de la Copa Davis frente a Rusia, la capitana del equipo, Gala León, ya ha perfilado el grupo que viajará a Vladivostok. La seleccionadora tiene 12 días hábiles de plazo, hasta el próximo 7 de julio, para anunciar los nombres de los cuatro tenistas que lucharán por el regreso al Grupo Mundial —ahora, con cinco Ensaladeras en sus vitrinas, está en Segunda—. Y, pese a que aún puede haber giros en los acontecimientos, la Real Federación Española de Tenis (RFET) y la preparadora ya han dibujado un boceto que retrata a un bloque con escasa experiencia en la élite.

Según fuentes consultadas, la Federación ha tramitado los visados de los cuatro jugadores que se desplazarán hasta el extremo más oriental de Rusia. Son Daniel Gimeno-Traver, David Marrero, Íñigo Cervantes y Rubén Ramírez-Hidalgo. Es decir, en principio España no contará con los ocho tenistas encaramados al top-50 del ranking de la ATP: David Ferrer (7), Rafael Nadal (10), Feliciano López (16), Tommy Robredo (19), Roberto Bautista (22), Guillermo García-López (32), Pablo Andújar (36) y Fernando Verdsco (42).

En una nómina de perfil bajo, Gimeno-Traver es el hombre con mejor posición en el circuito. El valenciano, de 29 años, ocupa el puesto 62 —su tope es el 48— y sus mayores logros son la final de este año en Casablanca y un título en dobles (2012, en Viña del Mar). El canario Marrero, mientras, es un experimentado doblista (35 años), cuyo mayor mérito en individuales es el acceso al cuadro final de Roland Garros, en 2008.

Para cerrar el equipo, León y la Federación contactaron con varios tenistas fuera del top-100. Han trascendido los nombres del vasco Cervantes, 25 años y 144º en la lista mundial, y el alicantino Ramírez-Hidalgo, veterano de 37 años y que actualmente es el 197º. Ambos, al igual que los otros dos integrantes, no tienen título alguno en el circuito individual. Esta es, hoy día, la fisionomía del equipo que jugará en el Fetisov Arena, del 17 al 19 de julio.

Mientras, el litigio entre la Federación y el Consejo Superior de Deportes (CSD) continúa. Un día después de conocerse la inhabilitación por un mes del presidente federativo, José Luis Escañuela, el organismo envió dos funcionarios de la Subdirección General de Deporte Profesional y Control Financiero, y un auditor de la firma BDO, a la sede de la RFET, en Barcelona. Su misión, inspeccionar y recopilar cuentas, actas, bibliografía y todo tipo de documento comprometedor.

Permanecieron en las dependencias durante tres horas, con libre acceso. En la inspección estuvieron presentes Marcos Romagosa, director general de la Federación, y el abogado federativo Pablo Fernández Luque.

Por otra parte, los tenistas mantienen su idea de reunirse en Wimbledon (del 29 de junio al 12 de julio) para solicitar de forma pública la marcha de la capitana. Los promotores de la acción son representantes de jugadores y jugadoras de peso.

 

Fuente: El País
Foto: Libertad Digital

 






Lo más visto...

tiempoyforma