El hijo de la duquesa de Alba prueba suerte en la moda


Cayetano Martínez de Irujo ha encontrado trabajo tras dejar de gestionar la Casa de Alba junto a su hermano Carlos, tarea que desarrolló hasta la muerte de su madre la duquesa.

El conde de Salvatierra trabajará a partir de ahora como consejero asesor de la firma de moda “Piel de Toro”, una empresa con raíces sevillanas que ya está presente en nueve países y cuatro continentes. Como máximo responsable de relaciones institucionales, el menor de los varones de la fallecida duquesa de Alba se convertirá en la cara visible de la apuesta por la internacionalización de esta marca. “Ha sido un año muy duro, muy duro... pero, por fin, las cosas empiezan a salir. Estoy muy motivado, muy ilusionado. Ya me tocaba”, aseguró ayer en Sevilla.

Durante el acto empresarial, Martínez de Irujo resaltó los lazos que le unen a él y a su familia con la capital hispalense, en la que su madre falleció el pasado noviembre. Es más, el jinete aseguró que esta relación es una de las razones por las que se embarca “en esta aventura”. “Me siento enormemente identificado con la marca, que representa a mi familia, nuestras raíces... Entro a formar parte de la empresa en todos los sentidos. Mi incorporación es global”, afirmó. Eso sí, descarta saltar al mundo del diseño: “Me centraré en los asuntos administrativos, en la expansión de la marca y en las inauguraciones de las futuras tiendas”. La empresa centra sus planes de crecimiento en países como Perú, Chile, Panamá y Emiratos Árabes.

La decisión de Carlos Juan Fitz-James Stuart Martínez de Irujo, como nuevo duque de Alba, de gestionar en solitario los asuntos familiares despertó desavenencias entre ambos hermanos. Desde hacía años, Cayetano había estado volcado en este trabajo de manera especial. Apartado de esta labor, el conde de Salvatierra mantiene, eso sí, responsabilidades como consejero asesor de los productos agroalimentarios que se venden con la marca Casa de Alba. “Para mí, la marca de mi familia es fundamental y es perfectamente compatible con este cargo. Ahora vengo mucho a Sevilla por el tema de las fincas, prácticamente dos veces por semanas, así que solo es cuestión de encajar las agendas”, precisó Martínez de Irujo, quien adelantó que ultima otros dos proyectos: uno relacionado con el mundo del caballo y la Universidad de Murcia y otro “muy gordo y popular” en Sevilla. “De este último no puedo adelantar nada”, aseguró ante la insistencia de los periodistas.

Con este cargo como consejero asesor de “Piel de Toro”, Martínez de Irujo regresa a la moda 20 años después de ser imagen de Ralph Lauren. Una etapa que el aristócrata recuerda con cariño. “Fue mi primer trabajo y me ayudó a sacar hacia adelante mi carrera deportiva. Me gustó mucho. Entonces, fui más una imagen que ayudó a introducir una marca en España. Ahora, el objetivo es llevar una marca sevillana, española, con identidad... por todo el mundo”, aseguró el jinete, quien no estuvo acompañado por su novia, la nadadora Melani Costa. “Ya a mi edad (52 años) las cosas no solo se hacen porque creas en ellas, también porque te sientas bien con la gente que trabajas”.

Tras la muerte de su madre, su operación por una obstrucción intestinal y los problemas con su exmujer Genoveva Casanova por el acuerdo de divorcio, el conde de Salvatierra quiso dejar muy claro que está viviendo “un momento de cambio muy importante”. A ello, según reconoció, ha contribuido su victoria el mes pasado en el Gran Premio de Barcelona de hípica. “Hacía mucho tiempo que no ganaba un premio nacional. Estaba ya casi retirado cuando han ocurrido todas estas cosas", aseguró Martínez de Irujo, quien señaló que pese al trabajo tendrá tiempo este verano para disfrutar de sus hijos.

La amabilidad de Martínez de Irujo con la prensa se esfumó cuando se le preguntó por la relación que mantiene su hermana Eugenia con el actor José Coronado y descubierta por unas fotos en las que se ve a la pareja en la noche madrileña.

 

Fuente: El País






Lo más visto...

tiempoyforma