Descubren huellas de dinosaurios de 1.7 metros de largo


Un grupo de científicos ha descubierto 150 huellas de dinosaurio de hasta 140 millones de años de antigüedad en un área del noroeste de Australia, anunció hoy la Universidad de Queensland, que dijo que se trata de un descubrimiento "sin precedentes" pues las pisadas corresponden a 21 especies, 10 de la clase de los saurópsidos (4 de la infraorden ornithopoda), 6 de dinosaurios armadillos y 5 de dinosaurios depredadores.

La variedad de las marcas no tiene precedentes en el mundo, según el científico australiano Steve Salisbury, que dirige el estudio. Entre las huellas está la única prueba confirmada de un estegosauro en Australia. Además, hay algunas de los dinosaurios más grandes jamás registrados. Algunas de las huellas de los saurópodos tienen 1.7 metros de largo", precisó el biólogo y geólogo de la Universidad de Queensland en un comunicado.

Salisbury señaló que el descubrimiento es extremadamente importante porque supone el primer registro de dinosaurios no aviarios en la mitad occidental del continente y es la única huella de la fauna de dinosaurios de Australia durante la primera mitad del Cretáceo temprano.

Las pisadas se encuentran en una zona rocosa, que tiene entre 127 y 140 millones de años de antigüedad, situada en Walmadany, una región del estado de Australia Occidental conocida como ‘Jurassic Park’ que contiene miles de huellas de dinosaurios y que fue incluida en el Patrimonio Nacional de Australia en 2011.

Las 150 impresiones identificadas son más antiguas que la mayoría de los fósiles de dinosaurios descubiertos en la parte oriental de Australia y se calcula que tienen una antigüedad de entre 90 y 115 millones de años, según el comunicado de la Universidad de Queensland.

Estas huellas estuvieron a punto de ser arrasadas porque la zona fue seleccionada en 2008 por el gobierno de Australia Occidental como lugar de preferencia para un gigantesco proyecto de tratamiento de gas natural, pero el pueblo aborigen goolarabooloo, habitante tradicional de Walmadany, acudió a Salisbury y su equipo para que investigasen los rastros, contribuyendo así a este increíble hallazgo. 





Con información de EFE

Foto: Excélsior






Lo más visto...

tiempoyforma