Debe profundizarse enfoque inclusivo en educación, afirma experto


La formación de profesores en México debe profundizar el enfoque inclusivo en un sentido amplio más allá de la educación especial y que abarque también a las universidades, consideró hoy aquí el especialista mexicano Humberto J. Rodríguez.

En entrevista con Notimex con motivo de su participación en el II Congreso Internacional “Universidad y Discapacidad” convocado por la Organización Nacional de Ciegos Españoles (ONCE) enfatizó que la educación especial “se queda pequeña” si lo que se quiere es lograr un enfoque inclusivo en el país.

Rodríguez, director de la Escuela Normal de Especialización “Humberto Ramos Lozano” de Monterrey, Nuevo León, manifestó que hablar de inclusión educativa es también hacerlo de justicia social, algo en que las universidades tienen mucho compromiso.

Dijo que en México hay avances al crearse una conciencia en universidades sobre la discapacidad, en esfuerzos por adaptar infraestructuras para el acceso, pero hay desafíos pendientes para lograr una mayor movilidad y tener sistemas de enseñanza adecuados a ese fin.

Aclaró que en inclusión social no solo se trata de los discapacitados, sino de “abrir oportunidades para grupos vulnerables o en riesgo de marginación”, conforme a los principios de la UNESCO de que los programas educativos sean “asequibles, accesibles, aceptables y adaptables”.

“En algunos casos se deben revisar los desafíos en términos de acceso, de participación, desplazamiento, movilidad y aprendizaje, y propongo que las universidades promuevan este enfoque y no solo se abran las puertas”, precisó.

“Preocupa la formación de profesores en braille, lenguaje de señales, que sean más cualificados y con sensibilidad ante la discapacidad, necesitamos profundizar en el mundo formación de profesores con orientación de educación inclusiva”, reiteró.

Rodríguez refirió que en México se avanza en la formación “pero no dejan de ser cursos insertos en la currícula y es cuando se necesita que ese enfoque esté en todas las asignaturas de docentes, no solo en educación especial que es la que sí lo tiene”.

“La educación especial se queda pequeña si lo que se quiere es un enfoque inclusivo más amplio, el propósito es lograr un lenguaje y una visión común entre todos los que estudian educación”, señaló.

Destacó que algo a tomar en cuenta en los métodos de enseñanza es que la educación especial compensa y ayuda a hacer las cosas, mientras que la educación inclusiva “no solo provee y compensa sino que potencia las habilidades, intereses y cualidades, es una perspectiva más amplia”.

El Congreso, que se realiza los días 27 y 28 de noviembre en Madrid y lleva como lema “Universidades Inclusivas, Universidades de Futuro”, promueve el acceso y la participación de las personas con discapacidad en los estudios universitarios, así como acciones y políticas que incidan en una mayor inclusión.






Lo más visto...

tiempoyforma