Crisis humanitaria mundial es la peor desde la II Guerra Mundial: ONU


En días pasados, la Organización de las Naciones Unidas advirtió que el mundo sufre la peor crisis humanitaria desde el final de la Segunda Guerra Mundial, con el riesgo de que 20 millones de habitantes de cuatro países padezcan malnutrición y hambruna: Yemen, Somalia, Sudán del Sur y Nigeria, todos escenario de conflictos armados. 

 

Las naciones fueron señaladas por el subsecretario general y jefe de las operaciones humanitarias de la ONU, Stephen O'Brien, ante el Consejo de Seguridad. Tras una gira por esos países hizo un llamado urgente a la movilización, reclamando 4 mil 400 millones de dólares a la comunidad internacional de aquí a julio para "evitar una catástrofe".

 

"Naciones Unidas lanza una advertencia, el mundo enfrenta su peor crisis humanitaria desde el final de la Segunda Guerra Mundial, con más de 20 millones de personas confrontadas al hambre y a la inanición en cuatro países (...) De lo contrario, mucha gente morirá de hambre, perderá sus medios de subsistencia y se revertirán las conquistas políticas que tanto costó lograr en los últimos años", añadió.

 

Actualmente, Yemen es escenario de la "peor crisis humanitaria en el mundo". Dos tercios de sus 18.8 millones de habitantes necesitan asistencia y más de 7 millones "ignoran de dónde provendrá su próximo alimento", indicó el responsable, recordando los desplazamientos masivos de la población debido a los combates entre fuerzas gubernamentales y huríes. El conflicto deja más de 7 mil 400 muertos y 40 mil heridos desde marzo de 2015, según la ONU.

 

En Sudán del Sur, O'Brien encontró "la situación peor que nunca" debido a la guerra civil que azota al país desde diciembre de 2013, y consideró que las partes beligerantes son responsables de la hambruna en el país. Más de 7.5 millones de personas necesitan ayuda humanitaria, es decir 1.4 millones más que el año pasado, en este país con 3.4 millones de desplazados.

 

En Somalia, más de la mitad de sus 6.2 millones de habitantes requieren asistencia y protección, incluidos 2.9 millones amenazados por la hambruna. Cerca de un millón de niños menores de cinco años sufrirán este año malnutrición grave, detalló O'Brien. Somalia está en declive después de casi tres décadas de caos y violencia entre milicias de clanes, bandas criminales y la insurrección de islamitas shebab. "Lo que vi y escuché durante mi visita a Somalia fue abrumador, las mujeres y los niños caminan semanas para buscar comida y agua", indicó. "Perdieron su ganado, sus fuentes de agua potable se secaron y no les queda nada para sobrevivir".

 

Entre tanto, el noreste de Nigeria, foco de una insurrección de los islamitas de Boko Haram desde 2009, está golpeado por el calentamiento climático y es víctima de la mala gobernanta. Más de 10 millones de personas requieren ayuda humanitaria, de las cuales 7.1 millones enfrentan una "grave precariedad alimentaria", señaló O'Brien.

 

 

 

 

 

Con información de AFP 

Foto: La Jornada






Lo más visto...

tiempoyforma