¿Conoces Aracataca, cuna del Gabo y sus Cien Años de Soledad?


Las raíces de Cien Años de Soledad y su imaginario Macondiano están en el caribe colombiano y en particular en Aracataca, el pequeño pueblo donde nació el Nobel Gabriel García Márquez (Gabo), que mantiene la magia en su gente de principio a fin en Cien años de soledad.

 

Aracataca es “un embrujo caribe” como lo dice el himno de este pueblo que tiene 39 mil 400 habitantes, que es reconocido en el mundo por ser la cuna de García Márquez, el Nobel de Literatura 1982, uno de los grandes de la literatura universal.

 

Respecto a la relación de Aracataca y Macondo, el alcalde Pedro Sánchez dijo que “este municipio está impregnado del realismo mágico de Macondo (…) En Aracataca está la materia prima de Cien años de soledad (…). Aquí hay muchas cosas que te van a transportar a la novela (…) El realismo mágico lo recogió Gabo aquí en Aracataca. El visitante lo puede ver, sin que nadie se lo diga (…) Cien años de soledad inmortalizó a Aracataca en el mundo”.

 

La historia de Aracataca se remonta a 1885. Es parte del departamento del Magdalena, zona bananera y epicentro de una de las masacres históricas de trabajadores en huelga de la United Fruit Company, por parte de las Fuerzas Militares en 1928. Un episodio que está en Cien años de soledad.

 

Otros escenarios dibujados y recreados por la imaginación de García Márquez en su obra maestra, hoy son patrimonio del municipio de Aracataca: Estación del Ferrocarril, El Camellón 20 de julio, Casa del Telegrafista, Casa Museo Gabriel García Márquez, donde el Nobel vivió su infancia con sus abuelos. Los dos sitios más frecuentados por los 24 mil turistas que llegaron al municipio en 2016, en busca de las huellas de la vida y la obra de GABO, son la Casa Museo y la Casa del Telegrafista, importantes en la vida familiar y literaria del escritor.

 

En la Casa Museo el visitante puede palpar el espacio donde nació y vivió los primeros 10 años García Márquez. En la Casa del Telegrafista, declarada Monumento Nacional en 1996 y recuperada en el 2015 por el gobierno central, es la huella del lugar de trabajo y vivienda en la década del 20 del siglo pasado, de Eligio García, padre del creador de ese mundo imaginario que es Macondo.

 

 

 

 

Con información de Notimex 

Foto:Pulso





También te puede interesar...


Lo más visto...

tiempoyforma