Conoce los detalles de los niveles de ruido asociados al Aeropuerto Internacional de Santa Lucía


Conocemos variedad de datos sobre el aeropuerto de Santa Lucía, desde su historia como base militar, hasta su ubicación, diseño e incluso el tiempo que se ha propuesto el Gobierno de México para entregarlo, sin embargo, existen algunas cuestiones que no son tan sencillas de conocer o que no se tocan en los medios masivos tradicionales, pero que no por ello son menos importantes.

Por ejemplo, históricamente, vecinos del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México en la Alcaldía de Venustiano Carranza se han quejado del ruido que hacen los aviones cuando despegan o aterrizan, pero al no tener otra opción se han terminado acostumbrando a estos sonidos y los han asimilado a sus actividades diarias, llegando incluso a no notarlos tan fácilmente.

El Aeropuerto Internacional de Santa Lucía espera tener una capacidad similar o incluso mayor a la presentada actualmente por el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, esto significaría que llegarían y se irían una cantidad similar de aviones.

El Gobierno de México ha requerido todos los estudios necesarios para la construcción de Santa Lucía, se busca que nada quede en la especulación, que todo esté totalmente calculado para evitar gastar más de lo presupuestado y, sobre todo, entregar esta obra en el tiempo estipulado por el presidente de la República.

Uno de estos estudios es el de Niveles de Ruido Asociados al Aeropuerto Internacional de Santa Lucía, este se llevará a cabo tomando en consideración el ruido generado por diversas aeronaves durante el despegue y aterrizaje, con base en la norma mexicana NOM-036-SCT3-2017 y la metodología del organismo internacional ICAO, así como la NOM-081-SEMARNAT-1994 que establece los límites máximos permisibles de emisión de ruido de las fuentes fijas y su método de medición.

Primero de deben obtener las huellas acústicas de ruido, esto significa saber la cantidad de ruido que hay actualmente en las inmediaciones del AISL, estableciéndose los puntos de monitoreo en 4 puntos dentro del AISL y en los 4 municipios aledaños, el estudio integral se realizará con base en los lineamientos y los procedimientos recomendados por el organismo internacional de aviación civil y la normativa mexicana.

Con esta información se realizarán los mapas de contorno de ruido provocado por los equipos de construcción que actualmente laboran en el AISL y las aeronaves, esto se hará para conocer la magnitud del ruido y su impacto en la población para identificar las comunidades que podrían ser afectadas, así como las medidas para la mitigación o atenuación del ruido provocado.

Estos análisis se hacen con el fin de que el ruido que se percibirá gracias al AISL no sea dañino para la población, sabemos que los aviones hacen mucho ruido, en especial los de mayor envergadura, pero para eso son estos estudios, para saber el impacto que tendrá en las comunidades cercanas y cómo minimizarlo lo más posible, todas estas mediciones no se realizaron cuando las familias comenzaron a llegar a vivir a las inmediaciones del AICM porque no existían en ese momento. 






Lo más visto...

tiempoyforma