Cómo bloquear los molestos e indeseados anuncios publicitarios en internet


La gran mayoría de las páginas de internet de una forma u otra incluye publicidad y anuncios. Pese a que el objetivo es el de financiar proyectos que hacen posible el acceso a la información muchas veces la publicidad puede ser muy molesta e interferir con el contendido en las páginas que realmente nos interesa.

Si estas harto de que los anuncios publicitarios te entorpezcan cuando estás navegando en internet, la buena noticia es que bloquear anuncios publicitarios, se está volviendo cada vez más fácil. La mayoría de los browsers te permiten instalar extensiones para bloquear la publicidad, dándote la oportunidad de disfrutar del contenido que estás buscando sin interrupciones. Hay varias opciones dependiendo del navegador que tengas. Lo primero es actualizar el navegador ya que el bloqueador funcionará mejor si tienes la última versión. Los usuarios de Internet Explorer deben tener al menos la versión 8 a fin de instalar un bloqueador. Muchos expertos recomiendan instalar otros navegador, ya que esas aplicaciones son menos efectivas en Internet Explorer.

 

Las alternativas

Hay una gran cantidad de extensiones bloqueadoras y buena parte de ellas pueden bajarse de la internet sin costo alguno. La extensión más ampliamente utilizada es AdBlock plus, que funciona en varios navegadores de común uso como Google Chrome, Mozilla Firefox, Internet Explorer, Opera, entre otros. AdBlock plus permite incluso eliminar los anuncios publicitarios de los videos de YouTube. Otras alternativas incluyen AdBlock, que es un producto diferente a Adblock Plus y no una versión de éste.

También es gratis y funciona en Firefox, Safari, Google Chrome y Opera, y puede ser pausado o desactivado para páginas específicas. AdBlock cuenta con una versión separada para bloquear los anuncios de YouTube. Cuenta con una larga lista de publicidad predefinida y permite que los usuarios agreguen sus propias listas o páginas web a bloquear o a permitir.

 

UBlock es otra alternativa de uso menos extendido y más limitada que los dos anteriores y su interface es menos intuitiva. La ventaja es que es más liviana y ocupa menos memoria. Funciona en Google Chrome, Firefox y Safari. Hay muchos otras aplicaciones que no son gratuitas y hay algunas que funcionan con uno u otro browser en específico. Un ejemplo de estas es Adblock Edge que es una extensión de Firefox. El sitio Wiki How especifica que algunas extensiones son más efectivas que otras dependiendo del navegador, y hace las siguientes recomendaciones.

 

  • Google Chrome- AdBlock, Adblock Plus, uBlock
  • Firefox- Adblock Plus, Adblock Edge, uBlock
  • Safari - AdBlock, Adblock Plus, uBlock
  • Internet Explorer –Adblock plus

 

Una vez que hayas seleccionado cuál es la más apropiada para ti, vas a la página de internet de esas aplicaciones y haces la instalación. En el caso de Internet Explorer, la instalación es similar a lo que ocurre con cualquier programa de Windows. Para completar la instalación se necesita reiniciar el navegador.

 

 

 

Con información de CCB Mundo.

Foto: Taringa






Lo más visto...

tiempoyforma