Cataluña en la disputa por su independencia


 

 

Un domingo gris se ha vivido en Cataluña, tras la realización del referéndum, no constitucional, en la que decenas de ciudadanos buscan ser escuchados mediante el “Sí” o el “No” a la independencia de España.


 

La jornada ha estado marcada por la tensión y cargas policiales que han dejado más de 500 de heridos, ya que el gobierno español prometió evitar que se realizará la consulta, declarada ilegal por la Justicia.

 

 



 

Sin identificaciones ni nombres, los catalanes han salido a las calles a votar en las urnas donde les sea posible, ya que la Guardia Nacional y la agentes de la policía y la Guardia Civil se los ha impedido.


 

El líder catalán de “Podemos” ha declarado que “ a Cataluña la está atacando un partido de violentos y corruptos”.

 

Iglesias ha puesto en manifiesto la necesidad de un referéndum pactado para Cataluña y la necesidad de buscar solución dialogada al conflicto. Para ello "hay que enviar al PP y a Cs a la oposición. Hay que hacer que Rajoy dimita", dijo.

 

Al cerrar su comparecencia expresó "no queremos que Cataluña se vaya de España. España no está atacando a Cataluña, a Cataluña la está atacando un partido de violentos y de corruptos. Frente a ellos, viva la fraternidad y viva la democracia", afirmó en referencia al PP.

 

Por otro lado también ha salido a flote los ultraderechistas con consignas como "arriba España" o "Cataluña es España". 

 

Este grupo también salió a las calles a atacar a todo aquel que está a favor de la independencia de Cataluña.

 




También te puede interesar...


tiempoyforma