Cachorros visitan a Obama en la Casa Blanca


El presidente Barack Obama abrió las puertas de la Casa Blanca a los Cachorros de Chicago para festejar el lunes el campeonato de la Serie Mundial que conquistaron hace poco más de dos meses, y resaltó el impacto del deporte como elemento de armonía en un país dividido.

La ceremonia se realizó cuatro días antes que Obama traspase la presidencia a Donald Trump, luego de una de las elecciones más discordantes en tiempos recientes.

Los Cachorros conquistaron su primer campeonato del Clásico de Otoño desde 1908 tras vencer en siete juegos a los Indios de Cleveland.

"A lo largo de nuestra historia, el deporte ha tenido este poder de unirnos incluso cuando el país está dividido", señaló al homenajear al equipo de béisbol de su ciudad natal. "El deporte cambia actitudes y cultura en formas que parecieran sutiles, pero al final nos hacer pensar de manera distinta sobre nosotros (...) Es un juego y una celebración", dijo Obama.

El presidente Obama tiene una residencia en Chicago, pero es fanático de los Medias Blancas. Su esposa, la primera dama Michelle Obama, sin embargo, es fanática de toda la vida de los Cachorros. 

Los Cachorros le obsequiaron a Obama una camiseta de béisbol con el número 44, tanto de de local y visita, entre otros regalos. El primera base de los Cachorros Anthony Rizzo también usa el número, y Obama se refirió de Rizzo como "mi compañero 44." Obama es el 44to presidente de Estados Unidos.







Con información de AP

Foto: Regio Deporte






Lo más visto...

tiempoyforma