#BTTF2015: El día que llegamos al futuro


Cuando el escritor Bob Gale decide escribir de sus experiencias en la preparatoria y se da cuenta que sería fantástico poder viajar al pasado y conocer cómo eran sus padres en esa etapa de la vida, Volver al Futuro comienza. El director Robert Zemeckis encontró una gran historia que contar, a pesar de la negativa de los Estudios Universal por encontrar cierta inconformidad en el joven que viaja al pasado y su madre se enamora de él. El equipo Zemeckis y Gale comenzaron filmaciones en 1984 para poder tener el estreno de la cinta en el verano del 85. Imagino que ambos no esperaron el éxito de la película, a tal magnitud que hoy en día estamos a pocos días de celebrar el 21 de octubre como el “Día de Volver al Futuro”.

Un film icónico en la hoy cinematografía mundial que en su primera parte nos transporta treinta años atrás gracias la invención de un coche capaz de viajar a 85 millas por hora y reaccionar en un “capacitador de flujos quánticos” el viaje en el tiempo. Hill Valley es el nombre que tiene el pueblo americano en donde Martin Macfly y su amigo el Doc M. Brown harán de esta gran aventura de ciencia ficción un deleite para cualquier espectador. La historia por demás fantástica nos mantendrá en suspenso, puesto que cualquier alteración en el pasado se verá reflejada en un futuro o presente de los personajes. Desde la música perfectamente representada al inicio y fin de la cinta, los efectos especiales, el diseño de arte y otros trucos más que nos ofrece Zemeckis, Volver al futuro es una cinta obligada para cualquier generación.

Y si la historia no terminará ahí, después de cuatro años y motivados por seguir narrando las historias de Martin, Zemeckis y Gale deciden presentar las dos partes faltantes de la trilogía casi de manera simultánea. Volver al Futuro 2 (1989) y Volver al Futuro 3 en 1990. En esta ocasión el Doc. M. Brown regresa del futuro y lleva a Martin y Jennifer al año 2015 (treinta años después de la época actual de la cinta 1985. 

El futuro que nos presenta es sin duda increíble, autos que vuelan, patinetas sin ruedas, microondas capaces de procesar alimentos en segundos, y los innumerables gadgets tecnológicos que sin presumir, se predicen casi exactos en la cinta (video conferencias, mensajes en los celulares, realidad virtual y aumentada, drones, tenis automáticos, ropa inteligente, compras por internet, google glass, el cambio climático, las noticias al segundo y muchas más. Volver al Futuro 2 es una mezcla narrativa interesante, se viaja al 21 de octubre de 2015, se regresa a 1984, se regresa a 1955 y el final indica que hay otro viaje en el tiempo hasta 1855. Muchos consideran la tercera cinta como la más floja en términos de clímax; sin embargo, no deja de ser una idea perfecta para concluir con el último viaje en el tiempo y regresar luego de esta gran odisea al añorado 1985 en donde todo comenzó y termina.

Estamos a pocos días de que se cumpla el viaje al futuro de la segunda cinta, 21 de octubre de 2015 y fans de todas partes esperan la llegada de Martin y el Doc. Brown a ese lugar llamado Hill Valley. Los Estudios Universal no quieren dejar de pasar esta oportunidad para celebrarlo y han organizado toda una serie de eventos previos, desde conciertos con la música de la película, videos remasterizados, playeras, promocionales, etc. En México las cadenas de Cinemex y Cinepolis por único día proyectarán en sus salas la primera cinta digitalizada para aquellos que no tuvieron la experiencia de verla en el cine en 1985. Sin duda un gran evento para los fans y todo el mundo necesitado de una historia original llena de emociones. No quisiera cerrar esta nota sin mencionar al DeLorean, un automóvil que marcó una época, por sus puertas en forma de águila y que muchos de nosotros en ese entonces y hoy en día gustarían tener en su cochera, claro si se cuenta con 850 mil pesos aproximadamente.

Volver al Futuro será por siempre una cinta de ciencia ficción que nos transportara a un pasado imposible de recuperar, pero que luego de verla, nos hará valorar más el presente en que vivimos.


Autor: Álvaro Zúñiga

Estudié Relaciones Internacionales, Administración Publica y Enseñanza del Idioma Inglés. Gusto por viajar y mi ciudad favorita es San Diego, California por...






Lo más visto...

tiempoyforma