Arte escénico goza de buena salud en todo el país


Por el alto nivel académico, la diversidad de propuestas y la apertura de nuevos espacios, el arte escénico mexicano goza de buena salud en todo el país, aseguraron el Coodinador Nacional de Teatro, Juan Meliá, y la directora de escena Raquel Araujo.

 

En entrevista con Notimex, Meliá destacó el alto nivel treatral que se tiene en estados como Yucatán, Nuevo León, San Luis Potosí y Baja California, el cual se debe, en gran medida, se debe a la profesionalización de sus creadores.

Además, dijo, existe una gran cantidad de propuestas escénicas, lo cual se puede comprobar en cada edición de la Muestra Nacional de Teatro, que cada año aumenta el número de proyectos provenientes de todo el país.

“Se realizan acciones específicas en cada estado, en San Luis Pototí, por ejemplo, se ha impulsado el Centro de las Artes Bicentenario para la formación especializada con excelentes resultados”, expresó el coordinador.}

También mencionó el impulso, cohesión y constancia que se ha logrado en Veracruz, a través de la licenciatura en artes escénicas y el trabajo de la Compañía de Teatro de la Universidad Veracruzana, la agrupación más longeva de ámbito público en el país.

Lo mismo ocurre en Nuevo León y Yucatán, estados en los que se ha alcanzado un alto nivel en dramaturgia, dirección y actuación, agregó el Coordinador Nacional de Teatro, del Instituto Nacional de Bellas Artes.

Destacó el Programa de Teatro Escolar, que se desarrolla en todo el país, ha permitido que una compañía o un proyecto pueda recibir recursos para ser producido e iniciar temporadas con al menos 80 funciones.

El funcionario reconoció el trabajo que han realizado creadores como Fausto Ramírez (Jalisco), Jesús Coronado (San Luis Potosí) y Raquel Araujo (Yucatán”, “podemos recorrer en el país y nos vamos a dar cuenta que tanto en la dramaturgia como en la dirección de escena contamos con grandes creadores”.

En su oportunidad, Raquel Araujo, directora de la agrupación La rendija, en Mérida, Yucatán, comentó a Notimex que en los últimos cinco años la ciudad ha incrementado sus espacios escénicos alternativos.

“Las nuevas salas dedicadas al teatro, la danza y las artes visuales ha modificado los hábitos de consumo cultural en la ciudad, así que cada vez hay más público en las funciones”, anotó.

Indicó que aunque sigue siendo una labor paulatina y en ocasiones a partir de recursos propios, existen nuevas alternativas para ver y hacer teatro en Mérida.

“La Rendija forma parte de la agrupación de artistas escénicos de Yucatán, con sedes alternativas y una programación constante y variada, así que creo vivimos un momento interesante en esta ciudad en cuento al quehacer teatral se refiere”, manifestó.

Respecto a la calidad de las obras y el trabajo de actores, directores y dramaturgos, Araujo consideró que en la oferta es amplia, “hay propuestas teatrales buenas y malas, pero el desarrollo de las audiencias es constante, y la afluencia del público es lo que determina la estancia de una obra en cartelera”.

Sostuvo que existe una camada de jóvenes que están proponiendo nuevos formatos de trabajo escénico, como Ulises Vargas, quien tiene una obra vecinal, y Tomás Gómez, que ha generado sus propias dramaturgias y formatos distintos a la tradición teatral”.

“El teatro en Mérida se encuentra con una muy buena salud gracias a la apertura de espacios y la posibilidad de montar obras que consolidan el trabajo de los actores y directores”, concluyó Raquel Araujo.






Lo más visto...

tiempoyforma