Afloja Peña Nieto para recuperar la confianza


La extradición de “El Chapo” muestra

de “buena voluntad” para Trump

 

X.- Exención de impuestos para repatriar capitales y para PYMES.

X.- Facilidades a estudiantes y profesionistas que regresan de EU

X.- Datos duros sobre Pemex, el “gasolinazo” y el IEPS.

 

Por: Abraham Mohamed

mohacan@prodigy.net.mex

 

Por fin parece que la sensatez llegó al gobierno de Peña Nieto.

Empieza a aflojar la rigidez con que empezó 2017,  la cual lo llevó al más bajo de nivel de aceptación popular que jamás imaginó tener.

Lo del inoportuno gasolinazo fue la gota que derramó el vaso de la tolerancia que los inmensa mayoría de los mexicanos habían aguantado desde hace dos años cuando empezó a notarse que las Reformas Hacendaria y Energética no iban a dar los resultados cacareados, porque en vez de paliar la crisis económica, la agudizaron más con terrorismo fiscal, haciendo recortes al Presupuesto de Egresos Federal, restando los apoyos de los programas sociales, los servicios de salud, las obras públicas y subiendo los precios de los combustibles y de la energía eléctrica y encareciendo los alimentos, sin que se reflejara ningún incremento compensatorio en los salarios.

Pero además, lo peor, el desempleo se empezó a acelerar porque empresas gringas como Carrier, Ford, Fiat-Chrysler y otras, suspendieron inversiones por las amenazas de Donald Trump quien hoy 20 de Enero asume la presidencia de Estados Unidos.

El quiere que regresen todas las empresas estadounidenses para crear empleos allá en su país y no en México, so pena de gravar sus importaciones con fuertes impuestos si no lo hacen.

Por todo esto, el gasolinazo, estúpidamente recomendado por los perjudiciales asesores económicos presidenciales, fue el detonador de la dificultosamente contenida irritación popular que estalló en violentas manifestaciones por las principales ciudades del país, exigiendo se regresara al precio que las gasolinas, diésel y gas doméstico, tenían hasta el pasado diciembre del 2016.

Y como los mexicanos no confían ni le creen al Presidente Peña Nieto  porque no cumplió lo que ofreció sobre mejorar las condiciones de vida sin gasolinazos, con más empleos y mejores salarios, por supuesto que lo mandaron por un tubo cuando apareció en televisión en cadena nacional tratando de convencer que el alza en su precio al empezar el año fue porque “no había de otra”.

Nos dijo que esto se dio porque subió el petróleo en los mercados internacionales, a que el peso se devaluó y porque nuestras seis refinerías –Salina Cruz, Tula, Cadereyta, Minatitlán, Salamanca y Madero solo producen el 40% del consumo que tenemos y por eso hay que importar el 60% que nos falta.

Le explicaré en números para entender mejor el asunto:

Nuestro consumo de gasolinas son aproximadamente 815 mil barriles diarios, o sean casi 130 millones de litros pues cada barril son 159 litros.

De ese gran total nuestras refinerías solo producen el 40%, que son 52 millones de litros y el 60% restante que son 78 millones de litros diarios los hemos importado de EU, Países Bajos, España, India, Bahamas, Antillas Neerlandesas, Francia y Trinidad Tobago, por lo que pagamos aproximadamente 10 mil millones de dólares el año pasado 2016.

Y esto es una brutal sangría para el país.

Pero le diré también que, como si se hubiera puesto en marcha un plan perverso, Pemex fue saqueado por gobiernos corruptos, tanto priistas como panistas y por el nefasto Sindicato desde hace más de tres décadas, por lo cual no se construyeron más refinerías y todavía peor, a las seis instaladas y en operación no les dieron mantenimiento ni las actualizaron, por lo que ahora aunque las quisieran modernizar para operar al 100 % de su capacidad instalada que es de 1 millón 500 mil barriles diarios de crudo combinado, Olmeca, Istmo y Maya, eso no es posible “porque la gallina de los huevos de oro se secó” como dijo el Presidente Peña Nieto al informar que la producción se desplomó y cuando mucho se extraen solo 2 millones 200 mil barriles diarios de crudo, de los cuales la mayor parte se exporta para “tener dinero fresco” y que Pemex siga operando.

En pocas palabras, Pemex, está quebrado.

Así pues, como en un anterior Candelero le informé, el “gasolinazo” del 2017 llegó para quedarse porque no creo que las condiciones estén dadas para que el precio de las gasolinas regresen al que tenían en diciembre pasado, rebajando y menos quitando el Impuesto Especial a la Producción y Servicios (IEPS) porque se requiere para pagar los 78 millones de litros de gasolina que diariamente tenemos que seguir importando con los demás cargos que su transportación, manejo y distribución registra.

El IEPS es de $4.30 por litro de Magna, de $3.64 por Premium y de $4.73 por el Diesel. Calculo que por eso el gobierno federal registra al día un ingreso mayor a los $560 millones de pesos que sumarán $204 mil millones en este año.

¿Recuerda usted que el Presidente Peña Nieto habló de $200 mil millones que nos hacen falta para no hacer más recortes a los programas sociales ni a obras públicas? ¡Pues el IEPS a las gasolinas los va a producir!  

Por lo que veo, quitarle ese ingreso al gobierno federal sería catastrófico para todos, pues entonces sí, los combustibles tendrían que racionarse y las consecuencias serían inimaginables.

Para  atemperar los brotes de violencia por el “gasolinazo”, la devaluación del peso, la caída del petróleo, el vuelo de los capitales “golondrinos”, el retorno de cuando menos dos millones de paisanos que emigraron a Estados Unidos por la embestida de Trump que también presiona para que paguemos el muro fronterizo que piensa construir y su intención de fregarnos en la “revisión”  del Tratado de Libre Comercio que tenemos con EU y Canadá, y lo que más venga, el Presidente Peña Nieto para enfrentar todo esto y también con la idea de empezar a recuperar la confianza y credibilidad de los mexicanos y también para suavizar su relación Trump, ha anunciado y hecho lo siguiente:

1.- Habrá condonación hasta del 65% de Impuestos a los inversionistas que regresen los capitales que tengan en el extranjero y que los inviertan en México para generar empleos, dándoles toda clase de facilidades y seguridad jurídica para que desarrollen fuentes de trabajo. Ruego porque bastantes “dinerosos” se motiven y apoyen al país que los necesita invirtiendo aquí, pero como para muchos el dinero es apátrida y tienen, con justa razón,   enorme desconfianza en el gobierno, dudo que se arriesguen a hacerlo.

2.- Las Pequeñas y Medianas Empresas conocidas como PYMES en todo 2017 no pagarán impuestos y en el 2018 solo pagarán el 65% al SAT. Esto es porque las PYMES generan muchos empleos y fortalecen la economía.

3.- Se implementarán fondos de apoyo para los Estados fronterizos con Estados Unidos, donde sus gobernadores están muy preocupados ante la avalancha de paisanos que prefieren regresar a México antes de que Trump los deporte, y a quienes por supuesto habrá que ofertarles empleo porque si no, obligados por la imperiosa necesidad de subsistir con sus familias, muchos decidirán convertirse en delincuentes, con todo lo que eso conlleva en perjuicio de los residentes en aquellas ciudades norteñas.

4.- Como una atractiva forma de hacer que los paisanos que regresan de Estados Unidos no se queden en las poblaciones fronterizas y vuelvan a sus lugares de origen para reintegrarse con sus parientes, el Presidente Peña Nieto anunció que coordinadas por la Secretaría de Educación Pública, todas las escuelas públicas y particulares desde Kínder, Primaria, Secundaria y Preparatoria, la UNAM, Politécnico y demás Universidades e Institutos de todo el país, habrán de aceptar a los hijos de los emigrados que quieran seguir estudiando porque se les revalidarán sus materias e inclusive, si no traen documentación que respalde el grado al que quieran ingresar, solo bastará con que hagan su solicitud por escrito para ser incorporados y ya se encargarán ellos de confirmar, con sus conocimientos en clase, el nivel académico que dijeron tener.

También se beneficiará a los profesionistas mexicanos egresados de Universidades de Estados Unidos, porque se les revalidarán sus estudios y su Título para que puedan ejercer su actividad profesional en éste, su país, al que regresaron por obra y gracia de Donald Trump. Y…..

5.- Como muestra de querer mantener las relaciones de “buen vecino”, es la entrega que del afamado narco delincuente Joaquín Archivaldo “El Chapo” Guzmán Loera hizo ayer (19- 01-17) el gobierno de México al de Estados Unidos.

Se infiere que el Presidente Peña Nieto decidió esto a sugerencia de su Canciller y amigo Luis Videgaray quien fue quien firmó la orden de extradición de “El Chapo”, porque así avanza en un tema muy sensible que es la cooperación manifiesta de México en el combate a la delincuencia organizada y por lo cual, el nuevo presidente de EU, Donald Trump, nos criticó hasta en forma soez diciendo que su país era invadido por mexicanos de lo peor y, por lo mismo, soltó su amenaza de construir el muro fronterizo el cual, insiste, nosotros tenemos que pagar.

Le quiero decir que tras eliminar a Osama Bin Laden, jefe de la organización terorrista “Al Qaeda”,  para los gringos “El Chapo” se convirtió en el criminal más buscado por ellos y por eso, al ser detenido en México, el gobierno de Barak Obama de inmediato solicitó su extradición, pero por diversas maniobras jurídicas, esta no se concedió hasta ahora, que el Quinto Tribunal Colegiado en Materia Penal de la Ciudad de México, decidió negarle al capo los Amparos que había solicitado para evitar su extradición.

Aunque la PGR niega que esto se haya resuelto para que el gobierno peñista se congracie con Trump que hoy asume la Presidencia de EU, hay la percepción pública de que eso sí está en el fondo del asunto.

Hoy amaneció “El Chapo” en alguna prisión de alta seguridad de Estados Unidos para ya no regresar a México vivo, pues las condenas que le esperan por diez procesos pendientes en varios Estados de allá, son, sino de muerte, si de cadenas perpetuas como las tres que compurga el tamaulipeco Juan García Abrego en una penitenciaría de Colorado.

En este nuevo tablero de la política entre México y Estados Unidos, animado por su Canciller y amigo Luis Videgaray, Peña Nieto utilizando a “El Chapo”, empezó el juego con Donald Trump.

Adendum: A Mario Villanueva Madrid (a) “El Chueco” lo regresaron exprimido después de 6 años 7 meses encarcelado en Estados Unidos. Recuerde que él fue gobernador de Quintana Roo y que el gobierno de Ernesto Zedillo lo acusó de andar metido en el narco y por eso lo refundieron en prisión sentenciado a 36 años, pena que luego se redujo. Se maniobró para extraditarlo a EU acusado de lo mismo y ahora lo regresan después de cumplir allá su condena, para terminar aquí los 22 años de encierro que le restan. Su hijo pide prisión domiciliaria reclamando ese derecho para su padre por su edad y por su estado de salud muy deteriorado con apenas 40% de capacidad pulmonar.

Vaya paradoja: Los gringos nos regresan a uno ya exprimido y ya tienen a otro para exprimirlo. (“El Chueco” y “El Chapo).


 

 

             

 

Autor: Abraham Mohamed Zamilpa

58 años en el periodismo que inició en su natal Tamaulipas. Reportero, columnista y director de periódicos en Reynosa, Nuevo Laredo y Tampico. Llegó e...






Lo más visto...

tiempoyforma