5 razones por las cuales un “rebound” es una mala idea


“Un clavo saca a otro clavo” es la frase que nos encanta cuando terminamos una relación porque nos da la esperanza de terminar con el dolor que estamos sintiendo. Sin embargo, en un 99% de los casos resulta contraproducente.

 

1.- Cualquier intimidad te va a recordar a la otra persona.

Vamos a ser realistas, acabas de terminar una relación con una persona que compartiste muchas cosas, no dejas de pensar en alguien de la noche a la mañana. Entonces, en cualquier tipo de intimidad desde un beso hasta sexo, lo más probable es que pensarás en la persona. Al día siguiente la cruda moral estará peor que la de alcohol.

 

2.- Lastimas a 3 personas.

A ti, a tu ex y a tu rebound. A ti porque te estas mintiendo a ti mismo, estas teniendo algo sin sentimiento y por despecho.

A tu ex cuando se entere. Si eres una persona vengativa pensarás, ah que buena idea, ya se qué hacer para vengarme. Créeme no es una buena idea. Cuando el tiempo pasa y no estas herido, te arrepientes.

Y por último a tu rebound, que es quien ni teme ni debe y termina pagando todos los platos rotos. No metas a una persona inocente en tus juegos de despecho, ten el valor de arreglar tus propias cosas antes de involucrar a terceros.

 

3.- Si eres de es@s que vuelven.

Cuantas personas no cortan y vuelven? En el inter tu ya te fuiste a tratar de sacar el clavo. Y luego, ¿qué vas a hacer si quieres regresar con la persona? ¿Mentir que no hiciste nada? O lastimar a la persona diciéndole que te metiste con no se quien para ver si la/lo olvidabas, y ya sabiendo eso, quien sabe si quiera volver. No te estoy diciendo que le seas fiel aunque ya no exista el compromiso, sino que te seas fiel a ti mism@ y le des un tiempo de respeto a la otra persona.

 

4.- Necesitas tiempo para asimilar.

No necesitas a alguien más, necesitas tiempo. Tiempo para asimilar lo que pasó en tu relación, para digerir el porqué, analizar los problemas que tuvieron, todo. Necesitas entender y tener una claridad mental para que cuando empieces otra relación no le saques todas tus frustraciones de tu relación pasada, porque eso está destinado al fracaso. En cada relación aprendemos algo, necesitas tiempo para tener ese aprendizaje y que en vez de volverse un problema en tu futura relación se convierta en una aportación.

 

5.- Date un tiempo a solas.

Cuando estamos en una relación llegamos a un punto en el que nos acoplamos a la persona con la que estamos, a tal punto que hasta nos parecemos ya en maneras de hablar y de actuar. Date tiempo de estar sol@ y conocerte mejor, haz cosas que te gusten, pasa tiempo con tus amigos y familia. Disfruta y aprende a ser independiente, te ayudará en tus futuras relaciones.

 

“No hay nada que el tiempo no cure.”


Autor: Renata N

Colaboradora en temas de estilo de vida. Cuenta con un diplomado en Imagen y una carrera en Hotelería. Actualmente estudia su segunda carrera en Diseño de I...






Lo más visto...

tiempoyforma