SMAPA ya privatizó los medidores de agua de Tuxtla: Ciudadanos


  • De un aproximado de 500 colonias que hay en la capital, 58 no tienen agua.

Andrés Domínguez

Un grupo de ciudadanos, académicos e integrantes de organizaciones civiles y sociales,  detallaron a los medios de comunicación su ambición de constituir un observatorio ciudadano del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de Tuxtla Gutiérrez (SMAPA), con el fin de monitorear y vigilar el funcionamiento del sistema y el cumplimiento del derecho humano al agua y saneamiento.

Durante una rueda de prensa realizada en la sala de lectura del Museo de la Ciudad de Tuxtla Gutiérrez, un grupo multidisciplinario encabezados por Alma Rosa Rojas, integrante del Colectivo Educación para la Paz y los Derechos Humanos (CEPAZDH), informaron de que debido a los mal servicio, a la crisis financiera y la corrupción dentro del SMAPA, se pretende constituir un grupo denominado: “Aguas SMAPA con el Agua”, la cual buscará ser un grupo que exprese las deficiencias y aciertos del sistema, con el objetivo de mejorar la eficiencia del gobierno, como la calidad de los servicios que reciben los ciudadanos.

Dentro de la investigación que realizó este comité promotor del Observatorio Ciudadano “Aguas SMAPA con el Agua”, determinó ciertas irregularidades.

La privatización de los medidores del servicio particular en las casas de la capital chiapaneca, fue otorgada a la empresa CISA S.A de C.V., por lo que la atención a  quejas y denuncias sobre los medidores ya no es responsabilidad de SMAPA, sino en la empresa que distribuye los medidores; además de dar el dato de que en 58 colonias de la capital no cuentan con drenes pluviales para el suministro de agua.

Sobre Rosa Rojas, comentó sobre la estrategia que otras ciudades han implementado para la privatización del servicio de agua potable:

“Hay varias maneras, uno es hacer el servicio (de agua) deficiente, de tal modo que se pueda hartar a la población por esta ineficiencia. Con cortes de agua arbitrarios, subidas de tarifas y, sobre todo, la mala administración de los sistemas de agua potable, para llegar a algún modo, a un ciclo de crisis financiera y administrativa. Por lo que hacen parecer, que la única que puede salvarla sea un tercero; o sea una empresa privada, para que esta brinde el servicio. A la par la gente se va cuestionando sobre el servicio y de alguna manera consiente que una empresa foránea sea la que administre el agua”.

Entre enero y febrero, prentende el Observatorio estar, con la asesoría y capacitación de investigadores y académicas del Colegio de la Frontera Sur (ECOSUR); la Universidad Autónoma de Chapingo; activistas del Colectivo Educación para la Paz y los Derechos Humanos (CEPAZDH); el Movimiento Nacional “Agua para todxs, agua para la vida” y la Coalición de Organizaciones Mexicanas por el Derecho al Agua.