Gran explosión en el año 2022 podría cambiar visiblemente el cielo


El profesor de la Universidad de Calvin, Larry Molnar y sus estudiantes, junto con colegas del Observatorio de Apache Point (Karen Kinemuchi) y de la Universidad de Wyoming (Henry Kobulnicky), prevén que una gran explosión en 2022 cambie el aspecto del cielo de forma visible, por lo que se trabaja a la par en un documental al respecto sobre la naturaleza del descubrimiento científico, el desarrollo de investigadores universitarios y el poder de la "pequeña ciencia".

 

El descubrimiento trata de una estrella binaria que está monitoreando (dos estrellas orbitando entre sí) se fundirán en 2022, lo que hará que, durante más o menos un año, la estrella formada aumente su brillo 10 mil veces, convirtiéndose en una de las estrellas más brillantes en los cielos por un tiempo. De este modo, será visible como parte de la constelación del Cisne, y añadirá una estrella al patrón estelar reconocible de la Cruz del Norte.

 

Si la predicción es correcta, el proyecto demostrará por primera vez que los astrónomos pueden capturar ciertas estrellas binarias en el momento de morir, y que pueden rastrear los últimos años de una espiral estelar de la muerte hasta el punto final, dramático de la explosión.

 

Un participante del proyecto señala que además del hallazgo científico, es de relevancia su capacidad para captar la imaginación de las personas de a pie. "Si la predicción es correcta, entonces, por primera vez en la historia, los padres podrán señalar a un punto oscuro en el cielo y decir: 'Miren, niños, hay una estrella escondida allí, pero pronto se va a iluminar'".

 

Por su parte, Molnar añade que este es el principio de una historia que se desarrollará a lo largo de los próximos años y que gente de todos los niveles puede participar. "El tiempo orbital puede ser observado por astrónomos amateurs. Es sorprendente el equipamiento que tienen estos astrónomos hoy en día".

 

Foto: ABC

Con información de Europa Press