Fue homenajeado el poeta mexicano Eduardo Lizalde


El poeta Eduardo Lizalde recibió un homenaje en el Museo de la Ciudad de México, en donde sus compañeros y amigos Hugo Gutiérrez Vega, Evodio Escalante, María Baranda y José María Espinasa explicaron porque la voz de Lizalde ocupa un lugar central en la poesía mexicana.

El autor de Tabernarios y eróticos El tigre en la casa, quien el próximo mes cumplirá 86 años, expresó que quizá es “el más viejo de los poetas mexicanos en este momento” y como la edad avanza le es inevitable hablar de la muerte, por eso recordó que a los 12 años escribió un poema cuyo tema precisamente fue la muerte.

“El tema de la muerte es irresistible, inevitable y todos los vivientes tenemos que afrontarlo como una realidad”, indicó el poeta, quien también agradeció la publicación de la antología Algo sangra. Aproximaciones críticas a Eduardo Lizalde, publicado por Ediciones sin nombre y el Seminario de Cultura Mexicana, que se le entregó en el homenaje.

Evodio Escalante, quien leyó el texto Poesía y Filosofía en Eduardo Lizalde, expresó que Lizalde es un poeta altamente intelectual, dueño no sólo de una amplia y polifacética cultura, literaria y de las otras, sino de vastas y a la vez muy precisas lecturas filosóficas.

El director del Museo de la Ciudad de México, el poeta José María Espinasa, consideró a Lizalde como el poeta mayor de nuestra lengua, cuya condición epigramático “hizo a su poesía no sonar antigua sino intemporal y por eso pudo nombrar lo que más que derrota fue desencanto. Para los lectores que entonces teníamos 15 o 20 años su lectura fue imborrable.

Entre las primeras filas del evento estaban los amigos de Eduardo Lizalde como Elena Poniatowska, Carmen Boullosa, Antonio del Toro y Mónica Bravo.

 

Fuente: La Jornada