Feministas de Tuxtla toman las calles para ponerle un alto a la violencia machista


Mujeres de todas las edades tomaron las calles de Tuxtla Gutiérrez, para pedir al Estado mayor protección y ponerle un alto a la violencia machista.
 
En una marcha que de manera simultánea también se ha realizado en varias ciudades del país, las mujeres vestidas de negro, las mujeres fueron con la consigan "ni una menos" "alto a la violencia" "castigo para los feminicidas", entre otras.
 
Ya una vez que llegaron a las afueras del Congreso del Estado, realizaron un mitin, en el que manifestaron lo siguiente:
 
"Provocación es un Estado en el que los derechos de las mujeres son pisoteados, omitidos y vituperados, en el que tienen mayor peso las ideas religiosas, doctrinas morales y convicciones personales que la vida de las mujeres.

Provocación es la simulación de diálogos con funcionarios públicos cerrados y cegados por sus intereses individuales, en los que las imposiciones históricas y las visiones morales dictan el curso de las conversaciones; son las y los funcionarios sin compromiso real con las clases más vulnerables y violentadas.

Provocación es la violencia sistémica, histórica y patriarcal.

 Llenamos las calles con nuestra rabia combativa para exigir el respeto a nuestros derechos humanos a la dignidad.

Ahora iremos de negro porque si tocan a una, nos tocan a todas; porque no olvidamos las violaciones y los asesinatos; porque la policía no nos cuida, nos viola; porque parece que la diamantina duele más que nuestras vidas; porque nos culpan de violentas, pero no ven nuestro hartazgo; porque un Estado violador y feminicida es una provocación directa a nuestra existencia".
 
El contexto
 
Hace unos días en la Ciudad de México, mujeres llegaron a protestar a las afueras de la Secretaría de Seguridad, luego de que una joven de 17 años fuera violada por cuatro policías; en esa protesta, las mujeres rompieron la puerta de vidrio, para lo que la jefa de gobierno, Claudia Sheimbaun, criticó dicha manifestación y alegó que fue una "provocación".
 
Después se supo que a los cuatro policías les dieron de baja temporalmente, por lo que grupos feministas de todo el país convocaron a tomar las calles este viernes.