El atacante de Múnich sentía fascinación por tiroteos masivos


Sobre el atacante de este viernes en un centro comercial en Múnich, Alemania, que dejó nueve muertes, y que este mismo terminara suicidándose; se sabe que era un joven alemán-iraní de 18 años.
De acuerdo a las últimas horas la policía bávara informó que era un hombre "desequilibrado" sin vínculos con el grupo jihadista Estado Islámico (EI) y que sentía fascinación por otros casos de tiroteos masivos, como el del noruego Anders Behring Breivik.
El joven agresor, actuó en solitario, confirmaron las fuerzas de seguridad. Al final terminó suicidándose, utilizó una pistola ilegal del calibre 9 para cometer el crimen. En el interior de su mochila las fuerzas de seguridad hallaron 300 balas.
Ayer se cumplían cinco años de la masacre de 77 personas cometidas por el ultraderechista noruego en la isla de Utya, en Noruega, durante una concentración de jóvenes laboristas.

 
Fuente: La Nación.