Chile llamará a plebiscito en abril para reemplazar Constitución


En abril de 2020 los chilenos serán convocados a un plesbicito para saber el destino de la Consituticón, si se sigue como está o se hace una nueva, esto, luego que el parlamento chileno, acordará realizalo, derivado de las intensas protestas en el último mes y que ha ocasionado pérdidas económicas importantes, así como detenciones y violaciones a los derechos humanos.

La consulta preguntará a los ciudadanos si aprueban o rechazan que se escriba una nueva carta magna y qué tipo de órgano debería hacerlo, si una convención mixta de parlamentarios en ejercicio y miembros elegidos para ese fin o una asamblea formada solo por integrantes electos para eso.

Una de las demandas de la población es la de hacer una nueva Carta Magna que no ha sido reformada desde que Augusto Pinochet promulgó la suya durante su dictadura.

La elección de los miembros de cualquiera de las dos instancias, que se disolverá una vez concluida la tarea de redactar un nuevo reglamento, se realizaría en octubre de 2020. Todas las normas de la nueva carta fundamental tendrán que ser aprobadas por una mayoría de dos tercios de los miembros.

El bautizado “Acuerdo por la Paz Social y la Nueva Constitución” se logró tras casi un mes de intensas protestas callejeras que dejaron al menos 20 muertos, centenares de heridos y miles de detenidos, cuantiosos daños a infraestructura y comercio e impactó en el ya desacelerado crecimiento económico del país.

El actual reglamento chileno no establece cuál es el mecanismo para escribir un texto que lo reemplace ni permite que se convoque a un plebiscito para este fin, por lo que será necesario reformarlo antes de dar marcha a este nuevo proceso constituyente.

Las manifestaciones de las últimas semanas, de acuerdo a datos del Instituto Nacional de Derechos Humanos ha identificado 2 mil 365 civiles hospitalizados durante el movimiento, mientras que ha cifrado en 6 mil 199 los detenidos; además, ha denunciado casos de torturas y otras vejaciones por parte de las Fuerzas Armadas y de Orden.

Asimismo, las pérdidas económicas de estas protestas se estiman en 3 mil 300 millones de dólares, considerando daños a la propiedad pública y privada.

 

 

 

Fuente: Reuters