Cecilia Suarez, todo un estandarte femenino que protagoniza “Elvira, te daría mi vida pero la estoy usando”


El discurso de Cate Blanchett en la ceremonia de los Oscar del año pasado, con el que la actriz australiana le recordó a Hollywood que las películas lideradas por mujeres no son un producto "de nicho", inspiró al realizador mexicano Manolo Caro para escribir un papel que empoderara a las féminas.

La persona en la que pensó para darle vida a la protagonista de su nueva película, "Elvira, te daría mi vida pero la estoy usando", fue Cecilia Suárez, una entrañable amiga y una de las actrices con las que puede tomarse ciertas licencias, como hacerla cantar y bailar "Suavecito", el éxito de Laura León de la década de 1980.

Cecilia Suárez experimenta uno de los momentos más interesantes de su vida. A sus 43 años,  la actriz tamaulipeca se considera plena y con la madurez física y emocional que le permite ver la vida de distinta manera.

Por ello le interesó  ser parte de “Elvira, te daría mi vida pero la estoy usando”, su más reciente filme en el que se muestra cómo una mujer, después de una serie de golpes emocionales (como descubrir que su esposo tiene una aventura con otro hombre) decide emprender un viaje de autoconocimiento que la fortalece para seguir adelante.

“Creo que esta película es un espejo para muchas mujeres en el país. Con esto creo que seguramente nos identificamos muchas mujeres, particularmente en este país, o en América Latina. Nos identificamos con la idea de ser multitask, de hacer un poco de todo, de sacar hijos adelante, de trabajar, de tener que resolver con inteligencia, con ingenio, con creatividad,  y no detenerte a pensar: por qué yo, por qué me pasa esto a mí, sino decir: “Esto es lo que me toca hacer, lo resuelvo y vámonos para adelante”. Por eso muchas mujeres se van a ver identificadas con Elvira”, expresó Cecilia Suárez .

Bajo la dirección de Manolo Caro, a quien la actriz conoce desde hace varios años, llega a la cartelera mexicana, “Elvira, te daría mi vida pero la estoy usando”, que en su reparto principal cuenta con Luis Gerardo Méndez, Carlos Bardem y Vanessa Bauche, cuyo personaje tiene una estrecha relación con el de Cecilia, al que le ayuda a cuidar a los hijos cuando ella tiene que salir a trabajar como plañidera.

“Hay una escena en particular que me gusta mucho. Es aquella en la que Elvira ve al personaje de Vanessa jugando con sus hijos mientras ella se tiene que ir a trabajar, y se aprecia un momentito en el que Elvira se le queda viendo y le dice ‘gracias’. Eso no estaba en un inicio y decidimos meterlo. Es una de mis (escenas) favoritas, porque habla de esa solidaridad entre mujeres.

Me parece importante ver este tipo de escenas para vernos e identificarnos como mujeres. Es muy simbólica. Desde mi punto de vista, quien trata mal a otra mujer no ha terminado de entender su propia feminidad, no ha entendido que esa otra mujer es ella misma. Esa escena me gusta mucho porque encierra esas dos cosas: el ser madre, el estar preocupada por el bienestar de tus hijos y, por otro lado, esa fuerza que da la compañía, el apoyo y la comprensión de otras mujeres. Eso es precioso de la película”, expresó Suárez.

A principios de 2014 se anunció el inicio de filmaciones de esta cinta, que se rodó en el Distrito Federal y el puerto de Acapulco. Según Caro, quien tiene una carrera fructífera tanto en teatro como en cine, el guión de Elvira, te daría mi vida pero la estoy usando nació como una necesidad de hablar de la mujer, de su importancia en distintos niveles y del poder que tiene.

Desde que el director concibió el proyecto pensó en Cecilia para darle vida a Elvira.

“Cecilia y yo teníamos muchas ganas de colaborar en algo. Tenía muchas ganas de escribir una historia para una mujer y sabía que la mujer ideal era Cecilia.

“Nos entendemos en muchos planos de nuestra vida, sé también de sus capacidades histriónicas, de su forma de afrontar las cosas buenas y la adversidad. Más que inspirado en ella fue un personaje hecho a su medida. Sabía también que yo tenía algunas licencias para convencerla de hacer cosas que no haría con otros directores, como bailar el tema Suavecito. La quise usar a mi favor, con todo el respeto y la admiración que le tengo, y salimos muy bien librados”, explicó Caro.

Carlos Bardem comentó que aceptó este filme por el respeto que le tiene a Manolo Caro, así como por el papel que le tocó interpretar.

“Evidentemente buscamos un personaje que está absolutamente fuera de los castings a los cuales asisto. Éste es un personaje que nadie nunca me hubiera invitado a hacer y fue un placer. Entiendo que lo divertido del trabajo del actor es salir de tu zona de confort e intentar hacer cosas distintas, y en este caso el reto de Gustavo (su personaje) era intentar humanizarlo. Gustavo representa a tanta gente aquí en México, en España o en esos países donde  la moral católica predomina y hace que esas personas vivan negando lo que son, tratando de agradar a los demás”, dijo Bardem.

Sobre el tema de la homosexualidad reflejado en la cinta, Manolo Caro comentó: “No es novedad que soy un director o un contador de historias, que me interesa ahondar en esto y verlo con la normalidad con la que me gustaría que lo vieran mis hijos o la gente que tengo alrededor. Hablar de la sexualidad en estos momentos de nuestras vidas como un tabú o con tapujos es tan absurdo. Por mi parte no era un detonador en particular. La búsqueda de Gustavo de ser feliz, la eterna búsqueda de la felicidad era lo que me importaba tocar”.

Cecilia Suárez recién realizó el doblaje de la cinta “El Principito”, que se estrenará el 13 de noviembre.